Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

sucesos

El presunto asesino de tres personas sin hogar en Barcelona actuaba con "violencia desmedida y gratuita"

Los Mossos d'Esquadra apuntan que el detenido, de nacionalidad brasileña, tiene un discurso incoherente y no descarta problemas mentales.

Los Mossos, junto a la caravana donde vivía el presunto asesino.

El intendente jefe del Área de Investigación Criminal de los Mossos d'Esquadra, Joan Carles de la Granja, ha asegurado que el presunto asesino de las personas 'sin hogar' de Barcelona, detenido este martes tras matar a una persona el lunes, actuaba con una "violencia desmedida y gratuita" dejando indefensa a la víctima.

En una rueda de prensa junto al conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, para informar sobre la investigación y detención del presunto asesino, en un caso que está bajo secreto de sumario, el intendente ha aseverado que dan por acabado este episodio concreto de muertes: "Estos homicidios en la vía pública a víctimas sin hogar se ha acabado".

De la Granja ha explicado que durante el período de confinamiento han tenido constancia de un total de cinco muertes en la vía pública de personas 'sin hogar', una de ellas sin indicios de criminalidad en Collserola: "Personas que aunque para una parte de la población son invisibles, para nosotros tienen mucho interés y merecen cuidado".

Ha detallado que en el inicio del confinamiento detectaron una muerte violenta en el Eixample, y que unas cinco o seis semanas después detectaron una segunda muerte, también violenta, en la calle Lepant del mismo distrito barcelonés.

El intendente ha explicado que solo 36 horas después tuvieron constancia de un tercer homicidio que relacionaron de una manera mucho más clara con el anterior: "Posteriormente Mossos intensifica la investigación".

La última muerte ha sido el lunes noche, y la detención se ha realizado a las 1.25 horas de la madrugada del martes, gracias en parte a la colaboración ciudadana, ha explicado De la Granja.

En concreto, ha detallado que una persona alertó al teléfono de emergencias 112 y a los Mossos d'Esquadra, por lo que pudieron lograr detener al presunto asesino en Sant Cugat del Vallès (Barcelona).

El intendente ha explicado que el detenido es un hombre de 35 años y de nacionalidad brasileña, y tras revisar su historial delictivo han determinado que solo le consta una detención en Zaragoza por una cuestión relacionada con delitos contra el patrimonio.

Ha agregado que, después de que los agentes hablaran con él, detectaron un discurso incoherente: "No descartamos alguna dificultad mental", ha precisado el intendente.

Preguntado por si se le atribuyen tres o cuatro crímenes, ha insistido en que la investigación está abierta, que aún están pendientes de que pase a disposición judicial y que no es preciso entrar en detalles.

En su intervención Buch ha explicado que el cuerpo de Mossos ha dedicado muchos esfuerzos a este caso con un amplio dispositivo, ha felicitado a los investigadores y ha calificado el caso como "doloroso".

"No hay ningún delito que se pueda justificar, pero este es un asesinato doloroso. Un caso que toca especialmente a la policía catalana porque afecta a uno de los colectivos más vulnerables del país", ha expuesto Buch.

En este sentido, ha dicho que esta vulnerabilidad ha hecho que el cuerpo se haya implicado y haya dedicado muchos esfuerzos, vigilando y investigando para proteger al colectivo: "Quiero felicitar a los investigadores e investigadoras que estos días han trabajado intensamente en este caso", ha añadido Buch.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión