Despliega el menú
Nacional

Estas son las pautas que deben seguir las mujeres embarazadas durante el confinamiento

El Ministerio de Sanidad ha elaborado un documento con información y pautas generales para mujeres embarazadas.

Embarazo
Entre las semanas 24 y 32: ese es el mejor momento para una ecografía 5D.
Unsplash

Desde que comenzó la crisis del coronavirus en España son muchas las dudas que asaltan a uno de los grupos considerados de riesgo por el ministerio de Sanidad: las embarazadas.

 Si bien los estudios científicos disponibles en relación con embarazo y COVID-19, hasta el momento, indican que las mujeres embarazadas no son más susceptibles de infectarse por coronavirus, se sabe que tienen un mayor riesgo de complicaciones en otros casos de infecciones respiratorias víricas conocidas como la gripe y otras. Por esta razón, las mujeres embarazadas son consideradas grupo de riesgo.

Los datos publicados hasta la fecha tampoco reflejan que exista transmisión vertical, es decir, no parece que haya paso de la enfermedad de la madre al bebé durante el embarazo. En el caso del parto, tampoco existe evidencia de que se produzca una transmisión de la infección.

Aun así, actualmente siguen realizándose investigaciones para tener más información al respecto. Por eso, las mujeres embarazadas deben seguir tomando las precauciones adecuadas para protegerse de la exposición del virus.

Es por ello que el Ministerio de Sanidad ha elaborado un documento que ofrece información y pautas básicas generales para las mujeres embarazadas en situación de confinamiento debido a la emergencia sanitaria.

Medidas de prevención generales

Al igual que el resto de la población, las mujeres embarazas deben quedarse en casa y seguir estrictamente las medidas de distanciamiento social, evitando el contacto con otras personas y reduciendo sus salidas al mínimo indispensable.

Seguir las medidas de prevención recomendadas a nivel general es fundamental. Es por ello muy importante:

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón durante 40-60 segundos.
  • Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, ya que las manos facilitan su transmisión.
  • Usar pañuelos desechables y tirarlos tras su uso.

Es muy importante, además, mantener las viviendas con buena ventilación y establecer más frecuentemente rutinas de limpieza de superficies de contacto.

Mantener hábitos saludables

Mantener una alimentación saludable y una dieta equilibrada es importante durante este periodo. "Si sus profesionales sanitarios de referencia le han indicado unas pautas de alimentación específica, no las abandone", informan desde el Ministerio de Sanidad. Y recuerdan que las embarazadas no deben consumir sustancias tóxicas, ni alcohol, ni tabaco, pues comportan un efecto perjudicial para su salud y la de su bebé.

También es importante mantenerse activa cada día, adaptando rutinas y ejercicios a su situación actual, salvo que le hayan indicado reposo. "La actividad no sólo mejorará su estado físico, sino que contribuirá a su bienestar emocional". 

Actividades para mantener el bienestar emocional

El bienestar emocional está muy ligado a la salud, por ello, desde el Ministerio de Sanidad recomiendan "buscar alternativas de ocio para combatir las posibles situaciones de ansiedad que puede conllevar el hecho de permanecer más tiempo en casa"

Por ello es muy importante mantenerse conectada todos los días con familiares y amistades que le puedan dar apoyo y ayudar si es preciso; procurar dormir las horas necesarias, manteniendo los horarios habituales; así como establecer una rutina diaria de actividades cotidianas dentro del domicilio intentando que sean diferentes a las del fin de semana.

Aconsejan evitar la sobreexposición a la información sobre el coronavirus, "ya que el exceso de información puede generar ansiedad y temor". 

¿Cómo llevar el seguimiento del embarazo? 

Aunque se están cancelando todas las consultas no preferentes, el embarazo es una situación especial que obliga a realizar algunas pruebas en semanas concretas que no pueden ser retrasadas. Es importante, por ello, acudir a las consultas de seguimiento del embarazo indicadas para asegurar el bienestar tanto de la madre como de su bebé.

Si lo que tiene es una cita de control con su matrona en el centro de salud, le comunicarán telefónicamente si la visita presencial es imprescindible o si mantendrá la consulta por teléfono.

Desde Sanidad recomiendan establecer un plan para el seguimiento personalizado del embarazo junto con la matrona, y pedir información sobre la posibilidad de realizar un programa de educación para la maternidad-paternidad on-line o mediante otros formatos telemáticos. En caso de que la visita se pueda realizar de forma telefónica o aplazarse unos días, el personal del centro se pondrá en contacto para darle nuevas instrucciones. Si la consulta es con el equipo del hospital, previamente le indicarán los pasos a seguir.

En caso de que sea necesario acudir presencialmente, para minimizar riesgos de contagio, se recomienda que la mujer embarazada acuda sola al hospital si su estado emocional y físico se lo permite. En caso de necesitar acudir acompañada, se aconseja que sea siempre la misma persona (entendiendo que no tiene sospecha/confirmación de infección por COVID-19), extremando las medidas de higiene de manos. 

La vacunación en mujeres embarazadas es una prioridad. Por ello, debe contactar por teléfono con su centro de salud o centro de vacunación habitual, para solicitar cita.

¿Y en el momento del parto?

"Conviene que en las últimas semanas del embarazo hable con su matrona sobre cómo identificar el momento más adecuado para acudir al hospital, en su caso", advierten desde Sanidad. 

"El equipo sanitario que la atenderá durante el parto, cuidará de su bienestar, animándola en todo momento para que pueda vivir su parto de la forma más satisfactoria posible". 

Y señalan que "la mayoría de las mujeres sanas, con la atención y apoyo adecuados y con un mínimo de procedimientos médicos pueden dar a luz sin poner en riesgo su seguridad y la de sus bebés". 

Si en el momento del parto no tiene fiebre o síntomas respiratorios (tos, sensación de falta de aire), la atención al parto no variará. Lo que si puede variar es la infraestructura del entorno sanitario.

En el momento del parto y durante el puerperio, se permitirá la presencia de su pareja/acompañante (siempre que ni la mujer ni su acompañante tengan sospecha/confirmación de infección por COVID-19) para contar con su apoyo emocional y físico. 

La persona acompañante podrá pasar una vez que la futura mamá esté en la sala de dilatación y después del parto podrá estar en la habitación de la planta con la madre y su bebé lo que dure el ingreso.

En las salas de dilatación /paritorio se realizará la atención recomendada en condiciones normales por la Guía de Práctica Clínica de Atención al Parto Normal en el SNS, tanto en los cuidados previos al alumbramiento como en el momento del nacimiento.

Etiquetas
Comentarios