Despliega el menú
Nacional

Moncloa saca a los uniformados de las ruedas de prensa sobre la pandemia

Las polémicas por sus declaraciones y la sobreexposición han hecho que el Gobierno decida prescindir de los altos mandos.

Rueda de prensa sobre estado de la crisis del coronavirus
Rueda de prensa sobre estado de la crisis del coronavirus
JOSÉ MARÍA CUADRADO

Fin de la polémica. La cúpula de las Fuerzas Armadas, de la Policía Nacional y de la Guardia Civil respiran aliviadas. La Secretaría de Estado de Comunicación informó este viernes a las jefaturas de las tres instituciones que pone punto y final a las comparecencias de uniformados en las ruedas de prensa diarias sobre la crisis del coronavirus. La última aparición de los altos mandos fue este sábado. El nuevo formato de las comparecencias para informar sobre la evolución de la pandemia, cuál va a ser la periodicidad de estas comunicaciones y quién o quiénes intervendrá todavía no ha sido cerrado.

Moncloa ha decidido acabar con estas intervenciones que comenzaron con la proclamación del primer estado de alarma el 14 de marzo y que han sido muy criticadas en el seno de las tres instituciones por considerar que se estaba sometiendo al Ejército y a las fuerzas de seguridad del Estado a una sobreexposición mediática innecesaria, puesto que se estaba obligando a comparecer a los más altos responsables todos los días sin tener realmente nada que comunicar porque se trata exclusivamente de una crisis sanitaria, que en ningún momento ha derivado en una crisis de seguridad.

Además de la sobreexposición, las intervenciones han estado salpicadas de polémicas, sobre todo cuando el pasado fin de semana el general del Estado Mayor de la Guardia Civil, José Manuel Santiago, aseguró que el cuerpo estaba siguiendo las redes sociales y los bulos para «minimizar» las informaciones contrarias a la gestión del Ejecutivo.

"Gracias a Dios"

Santiago, en otra intervención pública en Moncloa, provocó las chanzas en las redes sociales al informar de una operación de la Guardia Civil en la que los agentes se habían incautado de 30 kilos de naranjas y limones, que habían sido devueltos a sus dueños, «gracias a Dios» (sic). Las bromas se han cebado también con Santiago cuando esta misma semana habló de la «provincia de Gijón».

El 30 de marzo, el director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, José Ángel González, hizo saltar por los aires la política informativa de Moncloa al revelar -sin previo conocimiento del Gobierno- que el cuerpo llevaba desde enero intentando, sin éxito, comprar material para proteger a sus agentes del virus. Las redes sociales también le pusieron en su punto de mira cuando en alguna ocasión se ha equivocado en hacer sumas muy simples.

En el Ministerio de Defensa, especialmente, se habían mostrado en contra de que el alto mando estuviera cada día y de forma machacona desgranando hasta el más mínimo detalles de la 'operación Balmis' contra el coronavirus. De hecho, el Jemad, el general Miguel Ángel Villarroya, había dejado de asistir a varias de las ruedas de prensa, alegando problemas de agenda.

Aunque no es una uniformada, tampoco volverá a la comparecencia diaria la representante del Ministerio de Transportes, la secretaria general, María José Rallo.

Miguel Ángel Oliver, secretario de Estado de Comunicación, a modo de despedida de los uniformados y de Rallo, destacó que desde el inicio de la crisis sanitaria Moncloa ha ofrecido 107 ruedas de prensa durante seis semanas seguidas y que se han respondido en ellas más de 1.000 preguntas.

«Hemos garantizado la transparencia y la información veraz», ha afirmado Oliver, muy cuestionado estos días por vetar preguntas embarazosas de la prensa a los comparecientes o por reinterpretar o suavizar las preguntas, aprovechando que los informadores no estaban presentes en Moncloa.

«Los responsables técnicos que designen los ministerios van a volver, desde luego, seguramente desde el ámbito sanitario el doctor Simón, volverán a comparecer de manera singular cuando sea necesario para transmitir las novedades de sus respectivas competencias», señaló Oliver, sin aclarar si, al menos, el director de Emergencias del Ministerio de Sanidad seguirá compareciendo diariamente para informar de la evolución de la pandemia.

Etiquetas
Comentarios