Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

El Gobierno redobla la presión sobre Casado para que se sume al pacto nacional

Pide al líder del PP que tome nota del clima de entendimiento que se ha propagado por las comunidades autónomas.

Pablo Casado y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (ambos de naranja), en Mercamadrid.
Pablo Casado y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (ambos de naranja), en Mercamadrid.
EFE

El Gobierno hizo este viernes un nuevo llamamiento a Pablo Casado para que se implique a fondo en el acuerdo de reconstrucción nacional planteado por Pedro Sánchez, y no se limite a buscar réditos políticos para el PP. La portavoz gubernamental emplazó al líder de la oposición a que observe lo que sucede en algunas comunidades autónomas, donde hay movimientos entre los gobiernos y la oposición para llegar a pactos, y traslade esa estrategia a la comisión de reconstrucción nacional del Congreso.

El presidente del Gobierno teme la ausencia del principal partido de la oposición en la negociación de los acuerdos para hacer frente a las secuelas de la pandemia convierta su propuesta en papel mojado. El PP intenta que la comisión, que está previsto que eche a andar la próxima semana en el Congreso, se centre en la revisión de la gestión de Sánchez de la crisis sanitaria, aunque su posición minoritaria va a hacer difícil que lo consiga. La Moncloa busca una implicación activa de los populares porque sabe que sin ellos el PSOE podrá llegar a acuerdos entre el resto de partidos, pero no tendrán un carácter nacional al no participar la oposición.

Para reducir su margen de maniobra ha puesto en marcha una ofensiva pactista en las comunidades y ayuntamientos, que ha tenido una respuesta dispar. Es la materialización de la oferta de Sánchez a Casado en el Congreso del pasado miércoles para llegar a acuerdos en los territorios "gobierne quien gobierne", una invitación que se quedó sin respuesta del presidente del PP.

Tras la reunión del Consejo de Ministros extraordinario de este viernes para poner en marcha la tercera prórroga del estado de alarma, María Jesús Montero pidió al líder de la oposición que se mire en ese espejo porque es "el único camino" para dar una respuesta contundente a la crisis socioeconómica que asoma por la puerta. La portavoz enumeró las ofertas de pacto lanzadas por el PSOE en diferentes comunidades, aunque obvió que en algunos casos la iniciativa partió del propio PP, como ha ocurrido en Andalucía y Castilla y León, que cuentan con gobiernos populares. Los socialistas dieron el primer paso en Madrid, pero la presidenta, la popular Isabel Díaz Ayuso, enfrió las expectativas de un acuerdo. No así en La Rioja y Aragón, donde la invitación fue atendida por el PP desde la oposición. También en el País Vasco y Cataluña los gobernantes nacionalistas han propuesto al resto de fuerzas políticas a sumarse a sendas mesas de partidos.

La ministra apeló al patriotismo del jefe de la oposición para hacer posible a escala nacional lo que se abre camino, aunque sea a duras penas, en las comunidades autónomas. "Todos tendremos que ceder un poco para que nos veamos reflejados en los resultados y todo el país gane mucho", animó la portavoz.

Códigos del pasado

Pero junto a las buenas palabras, Montero también advirtió al líder del PP de que la dialéctica entre gobierno y oposición y los esquemas políticos anteriores a la Covid-19 han quedado desfasados. Los partidos que "pretendan manejarse en esta crisis con los mismos códigos de hace dos meses se equivocarán" porque no es el momento de buscar réditos electorales o de defender los intereses particulares. "Es -subrayó- mucho lo que nos jugamos".

La ministra reconoció que el primer test para esa colaboración pueden ser los Presupuestos del próximo año, unas cuentas públicas que desde el Gobierno ya se califican de guerra. "Es importante -señaló- sentar las bases, que sean además en alianza, para unos presupuestos". Debería ser posible, prosiguió, acordar unos cimientos robustos para la reconstrucción partiendo de "esos presupuestos".

Casado, por ahora, guarda silencio, no solo sobre las cuentas públicas, también sobre la comisión de reconstrucción. Pero las señales que lanzan unos y otros no inducen a pensar en que la unidad de acción vaya a ser posible. Para empezar, los dos partidos mayoritarios no han sido capaces de ponerse de acuerdo siquiera sobre el formato de la comisión de reconstrucción nacional. Socialistas y populares tampoco están de acuerdo con los objetivos de la misma.

Regístrate en la newsletter de HERALDO y tendrás cada día toda la información sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión