Despliega el menú
Nacional

La estrategia de desinformación del separatismo catalán sobre el coronavirus

Un informe cita la entrevista de Torra en la BBC y la difusión de bulos en redes para deslegitimar a España culpando a Madrid de la propagación del virus.

Torra
Torra
EFE

Un informe publicado por el Instituto de Seguridad y Cultura advierte de que el separatismo catalán está utilizando la crisis del coronavirus para reforzar su estrategia de desinformación contra la democracia española. Esta es una de las conclusiones principales del citado informe, que ha sido realizado por el investigador Nicolás de Pedro, 'senior fellow' de The Institute for Statecraft de Londres.

El autor afirma que "la desinformación representa un desafío estratégico para España", y añade que "la desinformación provoca víctimas y hará mucho más costosa y difícil la superación de la crisis que afrontamos".

En el informe se explica cómo "desinformar es difundir deliberadamente información falsa, manipulada o sesgada con propósitos hostiles". Y añade que no es casual, por consiguiente, que sea en momentos como el actual "cuando se multiplican la difusión de bulos, las campañas de desinformación o las grandes operaciones de influencia y propaganda".

En este sentido, De Pedro precisa que durante estos días se está viendo cómo el Gobierno de China está tratando de aprovecharla epidemia del Covid-19 para generar confusión sobre el origen de la crisis en Wuhan, así como para restaurar su imagen a nivel internacional.

Pero advierte de que el separatismo catalán también está aprovechando la situación actual para "deslegitimar a la democracia española", que es uno de sus objetivos desde hace décadas. Así, citan la entrevista de Quim Torra en la BBC del pasado 19 de marzo, en la que pretendía apelar a la mediación exterior y "pasar así de un conflicto interno entre catalanes a una cuestión entre Cataluña y España concebidas como dos entidades ajenas y en pie de igualdad soberana".

En esta línea, asegura el autor, el separatismo catalán está utilizando las redes sociales, especialmente Twitter, para promover un discurso de odio a España que difunde mensajes como que el coronavirus "viene y es culpa de Madrid"; que al Estado no le importan la "muerte de catalanes" o que con la "independencia, habría menos muertos". 

Una narrativa insidiosa de la Generalitat de tono conspirativo

Además, pone el ejemplo de cómo "la Generalitat está tratando de fijar en el imaginario nacionalista una narrativa insidiosa de tono conspirativo" que, advierte el informe, "puede envenenar la convivencia cívica, tratando, al mismo tiempo, de difundirla internacionalmente".

De hecho, en el texto se recoge el envío de cartas por parte de "una institución paraestatal como la Asamblea Nacional Catalana (ANC)" a los cónsules destinados en Barcelona.

En ellas, la ANC culpa "a los madrileños de la propagación del coronavirus" y acusa a la Guardia Civil de "retener y requisar" material sanitario con destino a Igualada, uno de los principales focos de la pandemia en Cataluña". Una actitud que, advierte, "puede envenenar la convivencia cívica". 

Cartas de la ANC a cónsules culpando a Madrid de la propagación

En el informe se incluyen numerosos tuits de conocidos independentistas y de entidades que les apoyan, como uno de Omnium Cultural en el que se afirma: "parece un chiste pero no lo es: el Estado español ha decidido que la mejor manera de combatir el virus es con el Ejército".

También pone como ejemplo un tuit del presidente catalán Joaquím Torra en el que asegura que los expertos que les aconsejan dicen que la mejor manera de combatir el virus es el confinamiento, pero el Gobierno español dice que no.

Mientras que Laura Borras, la portavoz de JxCat en el Congreso, incluye una foto de los DAO de policía y Guardia Civil en la ya habitual rueda de prensa de las mañanas en Moncloa para afirmar: "Los tipos de uniformes que necesitamos son blancos, no verdes ni de camuflaje. Ya sabemos la receta mágica para todo: unidad de España, anticuerpos muy españoles y Ejército o policía". Y lo atribuye a la Marca España.

O un apunte de twitter del Consejero de Políticas Digitales, Jordi Puigneró en el que apunta a un 155 encubierto para hacer frente al coronavirus, algo que atribuye a la España real: "155, 155 digital, 155 coronavirus. Marca España, This is the real spain". Que se suma a otros que se han difundido por la red en los que se afirma: "España, antes infectada que rota".

Según el informe de Nicolás de Pedro, ahora, con todo el mundo --o al menos los afortunados-- confinado en casa, "pueden parecer meros excesos tuiteros". Pero advierte de que habrá que ver su impacto enla convivencia a medio y largo plazo en Cataluña. "Si el número de fallecidos sigue creciendo y el impacto económico resulta tan brutal como anticipan algunas proyecciones, no cabe mucho optimismo al respecto", recalca.

Y constata una preocupación y es que "si no se alteran el marco y las dinámicas descritas, lo que cabe preguntarse es si el tiempo y la demografía juegan a favor de España o del independentismo".

Diez claves en la estrategia de desinformación

Este informe, en el que se analiza cómo viene funcionando la estrategia de desinformación del separatismo catalán, que se ha intensificado en los últimos días con la crisis sanitaria, apunta diez claves para entender esta estrategia.

Así, recuerda en primer lugar los 40 años de proceso de "construcción nacional" que han generado una hegemonía política y cultural a nivel institucional, mediático y educativo; el silenciamiento de la fragmentación y de la división política en Cataluña; la monopolización del espacio público con lazos amarillos y otras campañas; un sistema clientelar de subvenciones a afines y el papel central de los medios públicos como TV3 o Catalunya Ràdio como "estructuras de Estado".

A esto se suma, según precisa Nicolás de Pedro, la articulación de una omnipresente narrativa victimista con respecto a España; la permanente caracterización de España como "autoritaria, zafia, agresiva y hostil" en el conjunto de la producción propia, incluyendo los espacios de humor en TV3 (Polònia, APM); la deslegitimación de la democracia española y apelación a la mediación exterior para presentar un conflicto "entre Cataluña y España"; la promoción de un discurso de odio con relación al coronavirus como pandemia que "viene y es culpa de Madrid" dado que al Estado no le importa la "muerte de catalanes" y el efecto acumulativo y erosionante de la desinformación y de la hegemonía discursiva nacionalista.

Este informe ha sido publicado por el Instituto de Seguridad y Cultura, que es una asociación sin ánimo de lucro que promueve la prevención del extremismo violento y la investigación sobre Seguridad y Defensa. Entre sus actividades, el programa "Democracia, Radicalismo y Sociedad Civil" tiene como objetivo promover el debate sobre cómo la sociedad civil puede tener un papel activo en dichos objetivos.

Etiquetas
Comentarios