Despliega el menú
Nacional

coronavirus

Una residencia de Barcelona suma 31 defunciones desde el 11 de marzo

Los responsables de la Fundación han reclamado hoy que se hagan "con la máxima celeridad" las pruebas para detectar si los residentes y los trabajadores tienen coronavirus.

Ya han empezado a distribuirse los test rápidos para detectar coronavirus. Son 640 mil pruebas que se empezará a distribuir de manera equitativa entre las comunidades autónomas. Los primeros destinatarios de estos test serán los sanitarios que se enfrentan a diario al contagio en su puesto de trabajo y los mayores que viven en residencias de la tercera edad.
La residencia reclama test para conocer quiénes están enfermos de coronavirus.

Un total de 31 ancianos han fallecido con coronavirus desde el pasado día 11 en la residencia Fundación Casa Asil, del barrio de Sant Andreu, en Barcelona, según ha informado este martes el centro.

Los responsables de la Fundación, una institución centenaria y muy conocida en el barrio de Sant Andreu, han reclamado hoy que se hagan "con la máxima celeridad" las pruebas para detectar si los residentes y los trabajadores tienen coronavirus.

"Mientras no sea así, para proteger a nuestros residentes, pedimos que se incremente el número de derivaciones que podamos hacer a los dispositivos que se nos indiquen", han solicitado en un comunicado.

Hasta ayer, desde la Casa Asil se han derivado a 25 residentes a otros centros y nueve familias han pedido poder llevarse temporalmente a sus ancianos a sus casas, cosa que no es posible hasta que se les hayan hecho las pruebas para descartar si están contagiados.

En este centro, 57 profesionales están de baja con síntomas o fiebre, por lo que ante la escasez de personal se ha pedido que se les haga los test para saber si pueden volver a trabajar.

"Es especialmente grave la falta de personal médico y de enfermería", porque todo el equipo sanitario, formado por un médico, la responsable higienicosanitaria y cinco enfermeras, se han debido quedar en sus casas.

En dos de estos casos, se ha confirmado que tienen coronavirus, han asegurado las mismas fuentes.

Desde el Centro de Urgencias de Atención Primaria de Casernes y la empresa Mutuam les envían personal médico y de enfermería cada día para proteger a los 103 residentes que viven actualmente en la Casa Asil, pero el centro considera que "es del todo insuficiente".

Por ello, piden ayuda para poder contratar más personal, pero no lo encuentran para cubrir todas las horas y turnos necesarios, según han afirmado.

Ayer, lunes, la residencia recibió buzos, gafas y mascarillas de dos tipos para los profesionales, pero ahora lo que les hace falta son guantes.

De los 31 fallecidos desde el pasado día 11, sólo 6 han sido confirmados oficialmente por coronavirus.

Los responsables de la Casa Asil, donde el pasado sábado, día 28, los Bomberos de Barcelona desinfectaron todas las dependencias, han considerado que "de poco servirá esta actuación si no sabemos cuál es el estado de salud de los residentes".

La desinfección llegó después de que la alcaldesa, Ada Colau, alertara el pasado viernes, día 27, de que 54 de los 213 decesos vinculados al COVID-19 que se han registrado en la ciudad eran de ancianos residentes en geriátricos, lo que significa "una de cada cuatro muertes".

El concejal de Seguridad, Albert Batlle, acudió el sábado pasado hasta la Casa Asil, junto con el jefe de la unidad de los Bomberos, Antonio Cabeza, quien informó a los medios que se habían encontrado con "personas muertas, personas sedadas y personas sin síntomas" compartiendo espacios.

Actualmente, Barcelona cuenta con 255 residencias para personas mayores, en las que viven 20.000 personas y en 143 de las cuales, más de la mitad, hay "como mínimo un caso positivo", según los datos facilitados por el ayuntamiento.

Etiquetas
Comentarios