Despliega el menú
Nacional

La pandemia de coronavirus sigue ralentizándose en España pero alcanza otra cifra récord de muertos

El virus provoca 838 fallecidos en un solo día y eleva la cifra total de decesos a 6.528 personas. El Ministerio de Sanidad ha confirmado este domingo un total 78.797 casos positivos.

Pacientes con coronavirus llegan al hospital instalado en Ifema.

Nuevas cifras desoladoras, aunque este domingo se repitieron los tímidos rayos de esperanza que apuntan a que la expansión de la pandemia se está desacelerando. España encara la tercera semana de confinamiento alcanzando los 6.528 víctimas mortales, al tiempo que batió este domingo, otro día más, su récord diario de fallecidos con 838 decesos.

Fue la segunda vez que el país supera los 800 muertos en una sola jornada. Esta cifra, además, supone un ritmo de aumento de la letalidad del 14% diario, ligeramente superior al del inicio fin de semana, pero mucho menor que el 32% de crecimiento que llegó a verse hace siete días.

A pesar de que la dureza de las estadísticas sobre la mortalidad del coronavirus podría hacer pensar que la pandemia sigue descontrolada, los especialistas de epidemiología no están sorprendidos y, avisan, de que, no obstante el hecho de que el pico infectivo ya está siendo alcanzado, tanto el ritmo de aumento de victimas mortales (porcentaje de incremento diario) como, sobre todo, el número de fallecimientos diarios (cifras absolutas) tardarán en contenerse más que los nuevos positivos.

Crecimiento de un dígito

Y de ahí, precisamente, de los nuevos contagios, vinieron las cifras más optimistas de la jornada: el número de infectados diarios se situó en 6.549, una bajada de más de 1.600 casos con respecto al sábado. Se trata de un aumento de 'solo' el 9% diario. Nunca antes, desde que comenzó la crisis sanitaria del coronavirus, la pandemía había crecido por debajo de los dos dígitos.

Todos los expertos coinciden en que la bajada del 10% diario de crecimiento en los nuevos positivos es "signo inequívoco" de la desaceleración en la propagación del virus y de que el país está ya alcanzando el ansiado pico de la curva infectiva.

Nunca antes desde que el coronavirus llegara a España se había producido una caída en las infecciones diarias superior al millar de casos. Es un dato muy esperanzador para los expertos, quienes, no obstante, se muestran muy cautelosos con la «calidad» de estas cifras, ya que, reconocen en Sanidad, hay muchos contagios que ya no se están registrando en las estadísticas oficiales por falta de test para confirmarlos. A pesar de que están seguros de que los datos de este domingo están "subestimados", los epidemiólogos se felicitaron porque "marcan una clara tendencia" que corrobora que ya no hay "transmisión exponencial" del virus. Aun así, el número de casos confirmados en España se acerca ya peligrosamente a los 80.000, exactamente 78.797. En tanto solo ocho días, desde el viernes de la pasada semana, el número de infectados se ha multiplicado por cuatro.

El número de altas siguió ayer su escalada diaria, aunque no al ritmo que le gustaría ver a los expertos de Sanidad para ir descargando al máximo al sistema asistencial antes del pico hospitaliario y de UCI que esperan para el próximo fin de semana. En las últimas 24 horas fueron declarados curados un total de 2.424 personas, elevando la cifra total de altas a 14.709. Es un incremento interdiario de solo un 19%, mucho menor que los picos de porcentajes superiores al 30% que se vieron en algunos días de la semana que acaba de finalizar.

España registra 5.549 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas

La ralentización en el ritmo de altas de los últimos días es un tema que preocupa a los responsables del departamento que dirige el ministro Salvador Illa. Sanidad considera «indispensable» tener el menor número de casos activos (diagnosticados menos altas y menos fallecidos) cuando llegue el aluvión en pacientes de UCI y hospitalarios y esta cifra no solo no se logra contener sino que sigue creciendo. En la actualidad son 57.560, unos 15.000 pacientes más que a mitad de la semana pasada.

La lenta subida del ritmo de altas inquieta también porque no hace crecer la ratio de curados/infectados diarios. La proporción se mantiene estable en 2,7 nuevos infectados por cada paciente que recibe el alta.

A la espera de que las UCI vivan su momento crítico a partir del 4 de abril, el aumento en la ocupación de estas unidades sigue contenido a nivel nacional, no así en algunas comunidades concretas. Los pacientes en UCI se elevaba ayer a 4.907, un incremento del 7% (menor que el de nuevos casos), tras computarse 332 nuevos enfermos graves.

Consulta toda la información sobre el coronavirus.

Regístrate en la newsletter de HERALDO y tendrás cada día toda la información sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios