Despliega el menú
Nacional

crisis del coronavirus

El Gobierno aprobará este martes más medidas de apoyo a la liquidez de las empresas

El Ejecutivo puede tocar otras teclas, como las cotizaciones sociales para empresas y trabajadores por cuenta propia.

Sánchez anuncia que su Gobierno será "la autoridad competente" en toda España
Sánchez anuncia que su Gobierno será "la autoridad competente" en toda España

El Gobierno busca aprobar este martes en el Consejo de Ministros un segundo paquete de medidas para hacer frente a los efectos económicos del coronavirus. El Ejecutivo pondrá el foco en el alivio de las situaciones de estrés que puedan estar viviendo las empresas en términos de liquidez y tesorería. Si en otros países el Gobierno ha dado apoyo vía avales a las empresas, la ministra de Economía, Nadia Calviño, se limitó este domingo a hablar de "garantías de liquidez" al sector privado, aunque también se estaría estudiando que pudieran llegar a ser avales públicos a través del ICO.

El Ejecutivo puede tocar otras teclas, como las cotizaciones sociales. Estaba previsto que en el Consejo de Ministros de hace una semana se aprobara una moratoria de las cotizaciones a la Seguridad Social para empresas y trabajadores por cuenta propia. Pero se decidió retrasar por el compromiso adquirido por el Gobierno de tratar la cuestión con los interlocutores sociales, patronal y sindicatos. Tras la reunión de la tarde del jueves entre estos tres actores, puede que sea este mismo martes cuando se termine aprobando.

Horas antes de esta reunión, en el Consejo de Ministros extraordinario que tuvo lugar ese mismo jueves, el Ejecutivo ya había pulsado la tecla fiscal: fue ese día cuando se aprobó una moratoria en el pago de impuestos para autónomos y pequeñas y medianas empresas y que implica, según cálculos del Ejecutivo, una inyección de 14.000 millones de euros. Aunque el Gobierno defiende que, pese a que éste no es dinero nuevo en la economía, sino sólo un diferimiento en el pago, sí se alivia una situación que se prevé coyuntural no teniendo que realizar estos desembolsos.

"La respuesta económica -afirman- tiene que venir después de la sanitaria"

Pero no se descartan nuevas medidas de índole impositiva. El Gobierno argumenta que la realidad es dinámica y que «no es la misma» la situación en que se encontraba el país hace una semana, que después de la entrada en vigor del estado de alarma este domingo. "La respuesta económica", afirman, "tiene que venir después de la sanitaria". Esta idea explica este goteo y este ritmo sincopado de actuaciones en el ámbito económico.

También se quedó en suspenso y pendiente del acuerdo con las organizaciones sindicales y empresariales la aprobación de una prestación económica para ayudar a los padres que no puedan teletrabajar o se vean obligados a reducir su jornada laboral para cuidar a sus hijos, ahora que las clases en los colegios están suspendidas. Se trataría de una medida enmarcada dentro del apoyo que se quiere prestar a las familias, para garantizar sus ingresos. Ello, después de que se aprobara considerar a las personas de baja por coronavirus como de baja por enfermedad profesional, lo que también buscaba el sostenimiento de rentas.

Otro objetivo declarado por el Gobierno es que los ajustes en el empleo no sean permanentes, sino coyunturales por el parón de la actividad que impone la contención del virus. A este efecto, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sí precisó el sábado que se flexibilizarían y agilizarían los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y se les dotaría de más garantías para los trabajadores, lo que va en línea de lo propuesto por patronal y sindicatos, y con la prioridad de Trabajo, que ayer avanzaba estar trabajando en todas las medidas para que, frente a la crisis, se suspendan las relaciones laborales temporalmente y no haya despidos.

Pero, ante la eventualidad del desempleo, el Gobierno también estudia la concesión del paro sin cotización mínima.

Los ministerios de Trabajo y de Seguridad Social, de los que los titulares son Yolanda Díaz y José Luis Escrivá, respectivamente, trabajaban este domingo "en común" y "a contrarreloj" y "en coordinación" con el resto del Gobierno para diseñar medidas "sustantivas" y para que "lo más importante" pueda aprobarse este mismo martes.

El último punto de la agenda económica del Gobierno para este martes puede ser la aprobación de una partida para apoyar la investigación de vacunas y curas contra el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios