Despliega el menú
Nacional

Zahi Hawass exige a Madrid que cuide mejor el Templo de Debod

Ha sostenido que el monumento ha sufrido durante las últimas décadas en Madrid "más que en toda su vida: más de 2.000 años".

Zahi Hawass, en las pirámides de Giza
Zahi Hawass, en una imagen de archivo.
HISTORY CHANNEL

Zahi Hawass, arqueólogo y exministro de Antigüedades de Egipto, ha demandado este lunes una mayor protección para el Templo de Debod y ha sostenido que el monumento ha sufrido durante las últimas décadas en Madrid "más que en toda su vida: más de 2.000 años".

Durante una visita al templo, donado por Egipto a España en 1968 en agradecimiento por la ayuda al salvamento de los templos de Abu Simbel, Hawass ha pedido una solución para preservarlo de la lluvia y otros agentes atmosféricos, y ha subrayado que a los regalos "hay que darles valor".

Esta solicitud la ha hecho a través de una carta al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y también lo ha comunicado a la vicepresidenta Carmen Calvo.

"Me gusta esta ubicación, es muy bonita y puedo sentir que estoy en Egipto. Lo único que digo es que el resto de regalos (aparte de España, se donó a EEUU, Holanda e Italia) están protegidos, y este templo, no", ha añadido en declaraciones a la prensa.

A juicio del exministro, una de las figuras de Egipto que más ha luchado por recuperar el patrimonio robado de su país, "tiene que haber una forma para cubrirlo sin deformarlo, eso lo dirán los especialistas".

"En las últimas décadas el templo ha sufrido más que en toda su vida, más de 2000 años", ha añadido el arqueólogo, acompañado por responsables del Ayuntamiento, que han subrayado la preocupación "constante" por su conservación desde 1968.

El director general de Patrimonio del Ayuntamiento, Luis Lafuente, ha explicado que se intenta minimizar "los efectos negativos que pueda haber por estar al aire libre; en unas semanas se reparará la cubierta para evitar cualquier tipo de filtración y se está haciendo un estudio perimetral de humedades".

Además se estudia construir un centro de acogida e interpretación que extraiga del templo los servicios museísticos para potenciar la conservación interior del valioso edificio, un proyecto que se prevé realizar este mismo año, ha añadido Lafuente.

Una de las condiciones que impuso la UNESCO para que España recibiera el templo de Debod era estar cubierto -algo que cumplieron EEUU, Holanda e Italia- "pero España pidió una prórroga debido a la limitación presupuestaria en 1968", ha recordado el director general.

Al respecto, ha argumentado que Debod es también el más grande de los monumentos donados (sus 1.350 sillares originales ocupan 270 m2 de planta y el conjunto alcanza una longitud de 70 metros).

En Madrid, ha dicho, "no hay ningún museo capacitado para albergar toda esta superficie".

Se suma a ello que está declarado Bien de Interés Cultural (BIC) de forma inseparable al entorno donde se sitúa y su traslado "no está justificado salvo por causas excepcionales".

Entre las dos opciones que baraja el Ayuntamiento figura mantenerlo así, pero mitigando los daños ambientales, o bien cubrir el templo, lo que acarrea un elevado presupuesto.

"En la comunidad científica hay unanimidad en que para tomar una decisión de este calado tiene que darse un diagnóstico perfecto y completo del estado de conservación del templo para ver qué medidas hay que tomar".

El Ayuntamiento monitoriza determinados parámetros de la conservación del templo, pero "nos quedan muchos más y estamos en ello, por ejemplo las nuevas tecnologías permiten estudiar la porosidad de las piedras". 

Etiquetas
Comentarios