Despliega el menú
Nacional

Buscan a dos posibles desaparecidos en un desprendimiento de la AP-8 en Vizcaya

El desprendimiento, de grandes dimensiones, se ha producido sobre las cuatro de la tarde a la altura de Zaldibar y ha provocado el cierre de la carretera, que además se prevé que tardará en abrirse.

Imagen del desprendimiento en la AP-8, a la altura de Zaldibar (Vizcaya)
Imagen del desprendimiento en la AP-8, a la altura de Zaldibar (Vizcaya)
Twitter

Los bomberos buscan a dos personas que al parecer se encuentran desaparecidas tras la caída de una ladera que ha cortado esta tarde la autopista AP-8 (Bilbao-San Sebastián) en ambos sentidos a la altura de Zaldibar (Vizcaya), según fuentes de los bomberos y del departamento vasco de Seguridad.

El desprendimiento, de grandes dimensiones, se ha producido sobre las cuatro de la tarde y ha provocado el cierre de la carretera, que además se prevé que tardará en abrirse. Dos caseríos de la zona han sido desalojados por precaución.

No ha afectado directamente a ningún vehículo en circulación, aunque los bomberos están buscando a dos personas, al parecer trabajadores de una escombrera cercana, que estarían desaparecidos.

Fuentes de la Ertzaintza han indicado que se está inspeccionando la zona, incluida la utilización de drones y la unidad canina, y que dos caseríos de la zona han sido desalojados por precaución. Los perros de rescate desplazados al áreas del desprendimiento han "marcado" alguna zona.

Con la caída de la noche, los equipos de emergencia han llevado al lugar grupos electrógenos para contar con iluminación. También se ha desplazado maquinaria pesada para colaborar en las tareas de retirada del desprendimiento.

Técnicos de la Diputación Foral de Vizcaya, que han iniciado los trabajos para retirar el material caído desde el vertedero, calculan que han caído sobre la calzada entre 3.000 y 4.000 metros cúbicos de inertes, que han ocupado una superficie de 30 metros de anchura. La lengua de material, de hasta cuatro metros de altura, ha entrado unos 35 metros en la calzada de la autopista y la variante de Ermua.

Además, la caída de la ladera ha arrastrado a unas torretas eléctricas, lo que ha provocado un corte de fluido que ha afectado a 6.400 clientes, aunque el 10 minutos se había repuesto el servicio para el 98% de ellos, según han informado fuentes de Iberdrola.

En el lugar se han producido grandes retenciones, y la Ertzaintza está sacando a los coches de la autopista por la carretera nacional, por Ermua, a los que van en dirección San Sebastián y por Eibar en dirección Bilbao. También se les ha empezado a sacar por Durango para intentar minimizar las colas.

Etiquetas
Comentarios