Nacional
Suscríbete por 1€

solemne apertura de la XIV Legislatura

El Rey en el Congreso: "España debe ser de todos y para todos"

Felipe VI ha inaugurado con su discurso la XIV legislatura de la democracia española, la primera con un gobierno de coalición.

Felipe VI ha apelado este lunes a una legislatura de acuerdos y pactos basados en la Constitución y a mantener la concordia, la reconciliación y el entendimiento que protagonizaron la Transición porque "España no puede ser de unos contra otros", sino "de todos y para todos".

El Rey ha hecho esa llamada a los grupos parlamentarios en su intervención en la sesión solemne de apertura de la XIV legislatura que se ha celebrado en el Congreso y que es la segunda que preside durante su reinado. Al comienzo de la sesión los diputados han ovacionado al Jefe del Estado que ha accedido a la cámara por la puerta de los Leones. 

Ovación del Gobierno de Podemos, pero no de su grupo

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y los ministros de Unidas Podemos han aplaudido a los reyes y sus hijas, un aplauso que no han secundado la mayoría de los diputados de su grupo.

Los diputados de PSOE, PP, Vox, Ciudadanos y de algunos partidos minoritarios se han puesto en pie y han brindado una cerrada ovación al jefe del Estado, que se ha prolongado durante algo más de un minuto.

Antes de acceder al hemiciclo, Iglesias y los ministros de Unidas Podemos, que se han estrenado en el banco azul con los otros integrantes del PSOE del Gobierno de coalición, se han levantado.

Al empezar la ovación al jefe del Estado, los ministros de la formación morada, que prometieron lealtad al rey al asumir sus cargos, se han unido a los aplausos, aunque de manera más tibia que sus compañeros socialistas de gabinete, mientras que la mayoría de los diputados del grupo de Unidas Podemos no han aplaudido.

Felipe VI y doña Letizia han accedido a la cámara baja por la Puerta de los Leones

Discurso del Rey

El monarca  ha confiado en que se inicie un periodo político en el que se decida cómo resolver los problemas de los ciudadanos a través de la reflexión, el debate y el diálogo, y teniendo como "base firme" la Constitución, porque ésta "ha sido el lugar de encuentro de todos los españoles, de diferentes modos de entender y sentir España".

Se ha referido al creciente número de grupos parlamentarios en las Cortes para considerar que eso requiere el pleno desenvolvimiento del régimen parlamentario y cuya esencia ha dicho que es el acuerdo y el control por parte de la oposición.

"Pactar y controlar, acordar en unos asuntos y disentir en otros, son consustanciales a nuestro régimen parlamentario en el que la diversidad de ideas y opiniones -ha subrayado- va unida al común respeto a nuestros valores constitucionales".

A la Constitución ha vuelto a apelar al considerar que es "la base más firme" con la que ha contado España y ha sido "el lugar de encuentro de todos los españoles, de diferentes modos de entender y sentir España, con una inequívoca vocación integradora e incluyente a la vez que respetuosa con nuestra pluralidad y diversidad territorial".

Un texto constitucional que ha recalcado que nació del diálogo y el acuerdo y que fundamenta el Estado Social, Democrático y de Derecho que es España.

Para el rey, hace 40 años las palabras concordia, reconciliación, entendimiento, respeto y libertad hicieron superar divisiones, enfrentamientos e imposiciones, y esas palabras, que ha dicho que movilizaron a todo un pueblo y abrieron una nueva etapa, cree que hay que preservarlas en la actualidad en toda su plenitud.

El Rey ha felicitado a Pedro Sánchez por su elección como presidente del Gobierno y ha deseado éxito en su gestión tanto a él como al resto de miembros del Ejecutivo.

También ha trasladado su felicitación a todos los parlamentarios, a quienes ha instado a buscar el interés general de España y el bien común de todos los ciudadanos desde el respeto a los valores constitucionales que definen y fundamentan la democracia.

En su alocución, el jefe del Estado ha recordado igualmente que el año pasado se renovaron los ayuntamientos y muchas comunidades y ha aprovechado para agradecer la labor de miles de ciudadanos que en las últimas cuatro décadas han ocupado cargos sometidos a sufragio porque sin su compromiso ha dicho que no sería posible el funcionamiento de las instituciones.

A todos los que ocupan cargos en ellas se ha dirigido asimismo para que mantengan el comportamiento que merecen los ciudadanos, momento en el que ha reiterado su compromiso con España y los españoles que contrajo el día de su proclamación.

Felipe VI ha concluido dando por abierta la XIV legislatura y dando las gracias en castellano, catalán, euskera y gallego. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión