Despliega el menú
Nacional

'The New York Times' rinde homenaje a Ana Orantes, asesinada por su marido en 1997

El diario recoge su historia, contada por su corresponsal en Madrid, Raphael Minder, en una sección dedicada a obituarios de "personas destacas" que el rotativo pasó por alto en su momento.

Ana Orantes se casó con 19 años y vivió 40 años de tortura. Su exmarido la asesinó cuando tenía 60 años, la quemó viva en el patio de su casa en la localidad granadina de Cúllar Vega, en 1997. Ahora tiene una calle con su nombre en la capital andaluza.
Ana Orantes se casó con 19 años y vivió 40 años de tortura. Su exmarido la asesinó cuando tenía 60 años, la quemó viva en el patio de su casa en la localidad granadina de Cúllar Vega, en 1997. Ahora tiene una calle con su nombre en la capital andaluza.

El periódico estadounidense 'The New York Times' ha querido rendir homenaje a Ana Orantes, la granadina que el 4 de octubre de 1997 removió la conciencia social y política de España al denunciar en Canal Sur los maltratos de su marido, que la asesinaría 13 días después.

El diario recoge su historia, contada por su corresponsal en Madrid, Raphael Minder, en una sección dedicada a obituarios de "personas destacas" que el rotativo pasó por alto en su momento.

Minder aseguró que le parecía "muy importante destacar el papel trágico de Ana Orantes, porque es la fuente de un debate que sigue muy vivo en España ahora mismo".

"Todavía más con el movimiento #MeToo y las protestas de los últimos 18 meses pidiendo justicia en casos como las Manadas de Pamplona y Manresa", aseguró Minder en un mensaje escrito.

El redactor del 'New York Times', que apuntó que la idea partió de la jefa del proyecto de esta sección, destacó también la actual relevancia de Orantes después de que "Vox ha reabierto el debate sobre la validez de ley de (Rodríguez) Zapatero", sobre violencia machista.

'The New York Times' vuelve a recordar en su artículo, no solo algunos de los detalles del calvario por el que pasó Orantes desde que se casó con 19 años con José Parejo hasta su muerte, cuarenta años después, sino también el impacto que su confesión y muerte tuvieron y siguen teniendo en España.

La granadina, que confesó ser víctima de violencia machista en un momento en que las mujeres sufrían en silencio los malos tratos y las leyes no las protegían, logró que la violencia contra ellas dentro de la familia saliera de las páginas de sucesos.

"Su trágica muerte, el 17 de diciembre de 1997, convirtió su historia en parte de la conciencia nacional y allanó el camino para la promulgación de importantes reformas legales para proteger a las mujeres en España", asegura en la nota Minder.

Minder destaca también la promulgación de la ley de 2004 sobre violencia de machista, impulsada por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, que fue considerada en su tiempo "como una de las más avanzadas de Europa".

El periódico, que tiene una línea editorial progresista, también apunta que el partido de "ultraderecha Vox ha intensificado sus esfuerzos para anular las leyes de violencia de género como parte de una agenda de devolver al país (España) a unos valores católicos más conservadores".

El diario también destaca que, con los años, Orantes ha ido ganando cada vez más reconocimiento y destaca que su nombre aparece en un calendario de este año distribuido en los colegios de Andalucía, donde hay un gobierno conservador, y que varias ciudades como Sevilla, Granada y Madrid nombraron el año pasado calles con el nombre de Ana Orantes.

Minder recordó que en su momento, el diario se hizo eco del asesinato de Orantes, en concreto el 26 de diciembre de 1997, con una noticia titulada "La muerte de una esposa en España provoca protestas por la violencia doméstica".

Sin embargo, el rotativo no le dedicó el obituario que se merecía y que gracias a este nuevo proyecto ahora le escribe.

Etiquetas
Comentarios