Despliega el menú
Nacional

GOBIERNO DE ESPAÑA

Hacienda reclamó impagos del IVA a una sociedad familiar gestionada por Escrivá

La Inspección de Tributos reclamó 685.000 euros por liquidaciones entre 1996 y 1999 a la firma Courbasa SA, en la que el futuro ministro de Seguridad Social representaba a su madre como vicepresidente.

El presidente de la AIReF, José Luis Escriva.
José Luis Escriva.
Efe

El nuevo ministro José Luis Escrivá, propuesto por Pedro Sánchez para la cartera de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, gestionó una sociedad familiar sancionada por impagos del IVA durante cuatro ejercicio sociales, entre los años 1996 y 1999, a la sociedad familiar, según publica 'La Información'. Según la información a la que ha tenido acceso este medio de comunicación,  el hasta ahora presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) representaba a su madre en la firma Courbasa S.A., empresa propietaria de unos terrenos en Madrid que fueron transferidos en una junta de compensación por un inmueble sobre el que no se pagó el correspondiente tributo.

La Inspección de Tributos emitió el acta de disconformidad por la revisión del IVA que había incoada por este motivo con fecha 17 de octubre de 2001. 

El acta de disconformidad por la revisión del IVA incoada por la Inspección de Tributos está fechada a 17 de octubre de 2001. En ella se estipula que la sociedad familiar, en la que Escrivá ocupaba la vicepresidencia, no ingresó el tipo impositivo que se fijaba para una permuta de los terrenos por importe de 87 millones de pesetas. Los intereses de demora ascendieron a 27 millones, por lo que la cantidad que le reclamó Hacienda fue de 114 millones, el equivalente a 685.083,96 euros. La Agencia Tributaria le llegó a ofrecer la alternativa de abonar este pago en cuotas mensuales sin intereses entre 2002 y 2006.

La disconformidad, según han explicado fuentes del entorno del futuro ministro a 'La Información', fue motivada por una diferencia de criterio entre ambas partes. La sociedad consideraba que se trataba de una compraventa y la Inspección estimó que era una permuta y, por tanto, estaba obligada a devengar el tributo y realizar el correspondiente ingreso en la Hacienda pública.

Etiquetas
Comentarios