Despliega el menú
Nacional

cataluña

El Supremo decide si suspende el cese de Torra como diputado acordado por la JEC

Después de que la sala acordase dejar en prisión a Junqueras, al establecer que ya no es eurodiputado ni tiene inmunidad por estar condenado a pena de prisión, la atención vuelve a centrarse en el Tribunal Supremo.

Torra, en la entrega de los premios de Turismo de Cataluña.
Torra, en una imagen de archivo.
Alejandro García/EFE

La Sala de lo Contencioso del Supremo prevé abordar este viernes si suspende de urgencia el cese de Quim Torra como diputado autonómico acordado por la Junta Electoral, mientras sigue pendiente que el juez Pablo Llarena se pronuncie sobre las euroórdenes contra Carles Puigdemont y Toni Comín.

Después de que este jueves la sala que juzgó el 'procés' acordase dejar en prisión al líder de ERC, Oriol Junqueras, al establecer que ya no es eurodiputado ni tiene inmunidad por estar condenado a pena de prisión, la atención este viernes vuelve a centrarse en el Tribunal Supremo.

Por un lado, la sala de lo Contencioso-Administrativo tiene previsto decidir si estima las medidas cautelarísimas solicitadas por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y suspende de urgencia el acuerdo en el que la Junta Electoral Central (JEC) ordenaba inhabilitarle como diputado autonómico.

Este viernes los magistrados pospusieron a este viernes su decisión después de rechazar suspender otro acuerdo del árbitro electoral, el que inhabilitaba a Oriol Junqueras como eurodiputado.

La Junta aplicó en ambos el principio de "inelegibilidad sobrevenida" al haber sido condenados, en el caso de Torra por desobediencia por negarse a retirar los lazos amarillos de los edificios públicos en campaña electoral, aunque su sentencia no es firme.

Por otro lado y a tres días de que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y su exconseller Toni Comín acudan al Parlamento Europeo como eurodiputados, el juez instructor del 'procés' Pablo Llarena tiene pendiente pronunciarse sobre su situación.

Ambos han sido reconocidos como eurodiputados por la Eurocámara -que pretende hacer su reconocimiento efectivo el lunes- y están fugados de la Justicia desde 2017 y procesados en la causa que instruye Llarena, que mantiene por el momento activas las órdenes nacionales e internacionales de detención e ingreso en prisión contra ellos.

La Fiscalía pide que sigan vigentes al tiempo que Llarena solicita al Parlamento Europeo la suspensión de su inmunidad, mientras la Abogacía del Estado apuesta por suspenderlas hasta que la Eurocámara no les levante su inmunidad, algo que urge al juez a reclamar a la "mayor brevedad".

Puigdemont y Comín, por su parte, van más allá. No solo piden que anule las medidas cautelares contra ellos, si no que quieren que se archive su causa y que se aparte a Llarena por falta de imparcialidad.

La justicia belga decidió hace una semana suspender el procedimiento de la euroorden contra ambos.

Etiquetas
Comentarios