Despliega el menú
Nacional

política

De la excarcelación a la anulación de su inmunidad

El Tribunal Supremo decidirá sobre Junqueras una vez que reciba el escrito de la Abogacía, de cuyo criterio depende la investidura de Sánchez.

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont
Oriol Junqueras y Carles Puigdemont en una imagen de archivo.
Efe

Tras el histórico juicio del 'procés', el Tribunal Supremo afronta ahora la papeleta de decidir sobre el futuro del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras. Los siete magistrados, con Manuel Marchena a la cabeza, deben dar una respuesta sobre la aplicación de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que resolvió que el líder de Esquerra Republicana de Catalunya adquirió la inmunidad que le confiere ser eurodiputado desde el momento en que resultó electo. En sus manos está decidir si permiten que Junqueras acuda a la Junta Electoral Central a acatar la Constitución y después recoger el acta ante el Parlamento Europeo, si aceptan solo el primer paso, si le dejan en libertad o si simplemente permiten su traslado, escoltado por la Policía, o si rechazan todas las opciones.

De momento, el Alto Tribunal sigue esperando a que lleguen las alegaciones de todas las partes personadas en la causa que condenó a prisión a los líderes independentistas por el referéndum y la declaración ilegal de independencia de 2017. Solo falta el escrito de la Abogacía del Estado, que tiene de plazo hasta el 2 de enero pero podría presentarlo este lunes, según apuntan en la Moncloa. Un informe que desde Esquerra se espera con ansiedad porque confían ver en él el «gesto» que reclaman para apoyar con su abstención la investidura de Pedro Sánchez.

Cuando en junio fue preguntado si Junqueras debería acudir a la Junta Electoral Central para cumplir el trámite constitucional, los servicios jurídicos apoyaron su salida puntual aunque rechazaron que fuera a Bruselas a la Eurocámara. Ahora tratan de ver cómo se compagina el derecho del dirigente republicano a recibir el acta de eurodiputado y, a la vez, que no se deje sin efecto la condena de trece años de inhabilitación que le impuso el Supremo, junto a otros tantos de prisión, por su participación en todo lo relacionado con el 'procés'.

A la espera de saber cuál es el criterio de la Abogacía del Estado y las consecuencias que deriven en el plano político, la Fiscalía y Vox, como acusación popular, piden mantener la inhabilitación de Junqueras, y la defensa, anular la condena.

No confundir inmunidad con impunidad

Tres horas tardó el Ministerio Público en responder al fallo de Luxemburgo. La Fiscalía defiende que el líder de Esquerra debe seguir preso porque fue condenado en firme a trece años de prisión y a otros tantos de inhabilitación en una sentencia que el Supremo debe enviar lo antes posible al Parlamento Europeo para comunicar oficialmente la pérdida de condición de diputado de esa Cámara del líder independentista.

Los fiscales admiten que la sentencia del TJUE sostiene que Junqueras tenía que haber sido puesto en libertad provisional para poder acudir en julio a la primera sesión de la Eurocámara, pero rechazan que esa inmunidad le protegiera de la sentencia del 'procés', cuyo juicio terminó antes de que se proclamaran oficialmente los resultados de las elecciones europeas. Advierten además de que el fallo de Luxemburgo no puede llevar a confundir inmunidad con «impunidad».

Puigdemont no debe beneficiarse de la sentencia del TJUE

La acusación popular mantiene el criterio seguido por la Fiscalía al considerar que el fallo europeo no afecta a la condena del exvicepresidente catalán. «A la fecha de dictarse la sentencia, la situación fáctica analizada en la misma ha sido superada», dice la formación de Santiago Abascal, que pide al Supremo mantener en prisión a Junqueras y que ejecute su inhabilitación. Igualmente, la acusación popular considera que no es de recibo que por una interpretación «totalmente contraria a derecho» se beneficien procesados que se encuentren huidos, en referencia al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y al exconsejero catalán Toni Comín, y sea un «medio para evitar» la actuación de la Justicia.

Libertad y nulidad de la sentencia del 'procés'

Para la defensa de Oriol Junqueras, la sentencia europea no deja lugar a dudas y reclama su «inmediata libertad», así como la «nulidad de la sentencia» por la que fue condenado a trece años de prisión como máximo responsable del referéndum ilegal del 1 de octubre. En su escrito, el líder de ERC exige a la Sala presidida por Marchena que se estime su recurso de súplica de junio y que se garantice el libre desplazamiento a la Eurocámara amparado por su inmunidad. La defensa de Junqueras defiende que si tenía inmunidad entonces «procedía el levantamiento de la situación de prisión provisional» y que se asuma que no hacerlo fue «una vulneración de sus derechos políticos».

Etiquetas
Comentarios