Zona de usuarios

nacional

Cinco años de discursos del rey Felipe VI

El Monarca recordó este martes en el tradicional mensaje de Navidad televisado que era el sexto que daba desde que sucediera en el trono a su padre, Juan Carlos I. La necesidad de diálogo político y Cataluña, entre los temas que se han mantenido en todos ellos.

ACTUALIZADA 25/12/2019 A LAS 15:52
  • Heraldo.es
Mensaje del Rey en 2019.
Mensaje del Rey en 2019.
Casa de S.M. el Rey

Felipe VI ha pronunciado este año su sexto discurso de Navidad, desde que sucediera en el trono a su padre, Juan Carlos I, que abdicó en 2014. El relevo en la monarquía ha supuesto algunos cambios en el único mensaje televisado del Rey, que se mantiene como una tradición de la Nochebuena cuando llegan las 21.00. Felipe VI ha cambiado en varias ocasiones el lugar desde el que se dirige a los ciudadanos, pero ha vuelto en los últimos años a la sala de Audiencias desde la que hablara su padre. Desde esta última estancia se ha transmitido este año, en el que como decoración destacaba un Nacimiento, la fotografía de la Familia Real con los 41 ciudadanos que recibieron la Orden al Mérito Civil en junio y un ejemplar de la Constitución y otro sobre el Toisón de Oro, símbolo de la Monarquía Española. La corbata suele ser la única nota de color del monarca en su vestimenta.

El contenido del discurso, de alrededor de 12 minutos, ha ido variando en función de la actualidad, aunque siguen temas constantes como la necesidad del diálogo entre los partidos políticos para formar Gobiernos estables y la situación política en Cataluña. También se mantiene la felicitación final de Navidad en las lenguas españolas cooficiales: catalán, euskera y gallego.

  • 2014

    Ambiente familiar en su estreno en Navidad

    Felipe VI en el primer discurso navideño tras suceder a su padre en el trono.

    En su primer discurso navideño como monarca Felipe VI destacó como los tres grandes retos de los españoles la lucha contra la corrupción, el paro y el desafío soberanista catalán. El monarca, que había sucedido a su padre, Juan Carlos I en junio, pidió "una profunda regeneración" y la implicación de todos para "cortar la corrupción de raíz y sin contemplaciones", e hizo suya la "indignación" y "desencanto" de los ciudadanos. En noviembre, la justicia había acusado a su hermana, la infanta Cristina, de dos presuntos delitos fiscales como "cooperadora necesaria" en los de su marido, Iñaki Urdargarin. Era el año también de la operación Púnica, contra la trama de comisiones públicas y en el que Jordi Pujol confesaba que había tenido dinero negro en el extranjero desde 1980. En Cataluña se había celebrado una consulta soberanista sin control democrático. En cuanto al escenario, prefirió una estancia más familiar. Cambió el salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela por una sala con grandes ventanales sobre los jardines. Se mostraban varias fotos familiares. Justo detrás del monarca, una con doña Letizia en un avión tras un viaje oficial, otra del posado veraniego en el palacio de Marivent con sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, y en una mesilla más alejada una imagen de la ceremonia de abdicación de su padre, Juan Carlos I, en presencia de doña Sofía.

  • 2015

    Primero y único desde el Palacio Real

    Mensaje desde el Palacio Real en 2015.

    En el segundo discurso, Felipe VI volvió a cambiar de escenario pero esta vez para irse a uno completamente opuesto al ambiente familiar del primero y recuperó su 'look' sin barba. Optó por el salón del trono del Palacio Real para dar mayor solemnidad al discurso, en un momento marcado por la necesidad de alcanzar acuerdos políticos para formar Gobierno tras las elecciones celebradas cuatro días antes, que volverían a repetirse, y con un resultado fragmentado que se ha ido arrastrando hasta hoy. ​Cataluña siguió protagonizando parte del mensaje, ya que menos de dos antes el ‘Parlament’ había aprobado una declaración de ruptura con España. El Rey defendió que en la España constitucional "caben todos los sentimientos y sensibilidades" y "las distintas formas de ser español".

  • 2016

    En su despacho tras el bloqueo político

    Mensaje de Felipe VI en 2016.

    En 2016, Felipe VI se dirigió a los ciudadanos desde su despacho en el Palacio de la Zarzuela
    ​donde ese año celebró hasta cinco rondas de consultas con los partidos políticos por los diez meses de bloqueo hasta que se consiguieron apoyos suficientes para formar gobierno. Apareció delante de su escritorio, con los objetos y documentos que le rodean a diario y con fotografías oficiales y personales. En el mensaje pidió una España de "brazos abiertos y manos tendidas" en la que la convivencia democrática esté basada "en el respeto a la ley", en la unión y en una voluntad decidida y leal de construir y no de destruir", al sostener que no era tiempo para "fracturas, ni divisiones internas". No habló ni de corrupción ni tampoco aludió a la reforma de la Constitución de la que hablaban los partidos políticos en las semanas anteriores.

  • 2017

    Cataluña centra el discurso en el año del 1-O

    Mensaje de Felipe VI en 2017.

    ​Desde el salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela, su mensaje de 2017 se centró en buena medida en la situación en Cataluña, que celebró el referéndum ilegal el 1 de octubre de ese año, tras el que el monarca se dirigió a la nación como jefe del Estado para cerrar filas con el Gobierno. En su discurso de Nochebuena, tras advertir de que la vía unilateral solo podía llevar de nuevo "a la exclusión y el enfrentamiento", el Rey llamó a recuperar "la serenidad, la estabilidad y el respeto mutuo" y la superar el clima de fractura social, mediante el diálogo y la ley. Hizo mención a la amenaza del terrorismo yihadista, en el año de los atentados en Barcelona y Cambrils. Además, recordó los logros de los últimos 40 años en los que el país venció al terrorismo de ETA, superó el intento de golpe de Estado del 23-F o entró en la Unión Europea.
    A la decoración navideña se unieron imágenes familiares con doña Letizia y sus hijas en verano.

  • 2018

    Mensaje por la convivencia

    Mensaje de Felipe VI en 2018.

    El discurso del año pasado se centró en la convivencia entre los españoles. El Rey pidió que defendieran la convivencia e hicieran todo lo posible para que "no se pierdan ni olviden" los principios de democracia y libertad. Recordó los logros de la Transición en este sentido. El monarca fijó su atención en el discurso en los jóvenes, un colectivo al que ha seguido haciendo referencia, sobre el paro estructural y la precariedad. Añadió la necesidad de alcanzar la "igualdad real". El lugar elegido volvió a ser el Palacio de la Zarzuela y la fotografía más destacada durante su intervención fue una con la princesa Leonor durante sus primeras palabras en público, en su 13 cumpleaños, durante la lectura pública de la Constitución organizada por el Gobierno en la sede del Instituto Cervantes.

Comentarios