Despliega el menú
Nacional

ERC dice tener reservados los días entre el 27 de diciembre y el 4 de enero para una posible investidura de Sánchez 

Cree que el acuerdo con PSOE puede cerrarse "en horas" y, aunque no renuncian a la vía unilateral, son "realistas" y apuestan por el diálogo.

Gabriel Rufián, en el Congreso Nacional de ERC, este sábado.
Foto de archivo de Gabriel Rufián, en el Congreso Nacional de ERC
Efe

El diputado de ERC Joan Josep Nuet ha asegurado que tienen reservados en sus agendas entre el 27 de diciembre y el 4 de enero para la celebración de dos plenos de investidura de Pedro Sánchez, a la espera de cerrar el acuerdo, que podría producirse "en horas o en días". Además, ha apuntado que no renuncian a la vía unilateral, son "realistas" y apuestan por el diálogo.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Nuet ha dicho que hay que cumplir en el Estado español la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo, en lo que respecta a la inmunidad de Oriol Junqueras y la recogida de su acta como europarlamentario, "y lo tiene que abanderar el Gobierno de España".

"Los instrumentos de los que dispone el Gobierno deben actuar en esa línea y dar apoyo a esa sentencia para que se cumpla y el primero que deben cumplirla es el Tribunal Supremo. Estamos expectantes para que eso se cumpla", ha apuntado.

El dirigente republicano ha asegurado que el Ejecutivo "tiene predisposición a partir de la negociación política" con Esquerra "a entrar en el Estado en una nueva fase política, que deje atrás la fase de criminalización del independentismo y la sustitución de la política por el Código Penal". "Vamos a ayudar al Gobierno para que realice ese camino", ha asegurado.

A su juicio, el hecho de que el protagonismo de la política "esté en manos de los jueces es una anomalía democrática". En este sentido, ha dicho que el Ejecutivo y ERC "deben ser realistas y tener en cuenta la opinión" del otro para buscar "los puntos intermedios, que no podrán ser nunca los blancos y los negros". "Por tanto, no se podrá imponer puntos de vista de ninguna de las partes", ha añadido.

Joan Josep Nuet ha señalado que se trata del "inicio de un periodo, de una legislatura, como mínimo, en la que va a haber continuamente, cotidianamente, semanalmente decisiones que tomar". "Y, si queremos estabilizarla y buscar el punto de confianza para una serie de decisiones que vamos a tener que tomar, pues hay que generar esa confianza. Por tanto, sin duda, el Gobierno va a tener que tener en cuenta parte de nuestro punto de vista", ha asegurado. 

"Enterrar" una etapa

El diputado de Esquerra ha admitido que "el diálogo de la primera fase está en su fase final". "En estos momentos, estamos ya tocando la creación de los mecanismos de diálogo que, evidentemente, entierren esa etapa antigua, fruto también de las decisiones de otro Gobierno en España, al que echamos por ser el Gobierno y el partido más corrupto de Europa, y entrar en una nueva fase", ha aseverado.

En todo caso, ha explicado que la transición "no es sencilla" y cree que hay "intereses importantes" para que esto "no alumbre y fracase". "Tenemos la responsabilidad en nuestras manos y creo que las vamos a ejecutar siendo conscientes de cuál es el momento político y siendo muy realistas", ha indicado.

Tras señalar que "no hay fecha" para la investidura todavía, ha asegurado que los diputados se han reservado la agenda entre el 27 de diciembre y el 4 de enero.

Nuet ha precisado que en cualquier momento los diputados pueden tener que trasladarse a Madrid a celebrar los dos plenos de investidura. "Tenemos la agenda vaciada para que nadie se encuentre lo suficientemente lejos como para no poder acudir. Estamos preparados para que eso pueda ocurrir", ha manifestado.

No obstante, ha manifestado que, en una negociación, hasta el último minuto no se puede afirmar que haya un acuerdo definitivo, pero se sabrá "entre horas y días".

El diputado de ERC ha destacado que Oriol Junqueras "no ha dejado, en ningún momento, de ejercer un liderazgo importante", no solo político, sino también "moral". Por ello, ha señalado que hay que escucharle cuando dice que la negociación no se puede parar, "pese a la victoria que ha significado la sentencia del TJUE es porque la negociación es más que una investidura" para su partido, "es un cambio de ciclo político".

En su opinión, a esta situación se ha llegado porque "las matemáticas parlamentarias han sido traviesas", y ha subrayado que "aprovecharán la oportunidad". "Esquerra y los soberanistas no estamos tomando decisiones para nuestros partidos, sino que estamos tomando decisiones que puedan afectar positivamente al conjunto de los catalanes y al conjunto de los españoles, como cuando hablamos de derogar la reforma laboral, regular el alquiler o tomar determinadas decisiones en el ámbito de las políticas feministas", ha añadido.

Asimismo, ha indicado que, cuando pretenden "una solución al conflicto político, esa opinión en Cataluña era un apoyo del 80%, pero casi del 60% en el conjunto de España". "Los españoles, voten a quien voten, mayoritariamente, están convencidos de que el diálogo es la única salida a este conflicto político y el diálogo se instrumenta mediante mesas y relaciones políticas. Estamos apostando por cosas que son mayoritarias en la sociedad, a pesar del ruido constante que la derecha proyecta y va a proyectar en las próximas semanas", ha señalado. 

Por ello, ha apostado por tener "fuerza, clarividencia y valentía de romper el tabú de que lo que se está haciendo es algo malo o feo y, sobre todo, que es algo ilegal". "Lo que se está haciendo es absolutamente legal y políticamente necesario e imprescindible, y alguien tenía que romper este hielo en el que se habían convertido las relaciones entre Cataluña y el resto del Estado. Lo vamos a hacer nosotros gracias a unas matemáticas traviesas", ha indicado.

Por ello, ha manifestado que en el Estado habrá un Gobierno progresista que creará "una certidumbre" que permitirá "discutir en una legislatura decisiones importantes que tienen que tomarse en este país y que no deben quedarse en el tintero".

"Ya se ha visto también en Cataluña que estamos en marcha para aprobar un presupuesto, también en el Ayuntamiento de Barcelona. Por tanto, es el momento y la oportunidad que tenemos para cuadrar este sudoku complejo en que se ha convertido la política española, pero realmente hay voluntad y creo que es perfectamente posible", ha insistido.

En cuanto a la vía unilateral para lograr la independencia, ha aseverado que no han renunciado "a nada", pero son "realistas" y saben "que, en este momento, el camino real y verdadero es el del diálogo".

Etiquetas
Comentarios