Despliega el menú
Nacional

pnv

Condenado a 13 años de prisión un exdirigente del PNV por una trama de corrupción


La Audiencia de Álava impone elevadas penas a los responsables de una red de cobro de comisiones ilegales y contratos irregulares.

El abogado de Alfredo de Miguel, a su llegada a la Audiencia.El abogado de Alfredo de Miguel, a su llegada a la Audiencia.
El abogado de Alfredo de Miguel, a su llegada a la Audiencia.
Efe

El antiguo 'número dos' del PNV alavés Alfredo de Miguel ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Álava a 13 años y tres meses de cárcel por diversos delitos relacionados con las actividades de una trama vinculada a excargos de la formación 'jeltzale', que han sido enjuiciadas en el marco del 'caso De Miguel', el mayor proceso por corrupción de la historia de Euskadi.

La sentencia, que puede ser recurrida, cierra un largo y polémico proceso judicial, que se extendió a lo largo de casi todo 2018 y en el que se ha juzgado a 26 personas por diversos delitos cometidos entre 2005 y 2009.

La Audiencia Provincial de Álava ha dado a conocer este martes el fallo de la sentencia, en una vista a la que no han asistido la mayoría de los procesados en este juicio. El tribunal ha impuesto a De Miguel, el principal acusado en este proceso, un total de 13 años y tres meses de cárcel por numerosos delitos relacionados con la corrupción.

No obstante, según se establece en el fallo leído este martes por la ponente de la sentencia, Elena Cabero, el tiempo máximo de estancia en prisión de De Miguel, en aplicación de la legislación vigente, será de nueve años.

Entre los delitos que se atribuyen al exdirigente del PNV alavés se encuentra el tráfico de influencias, cohecho pasivo, falsedad en documento mercantil, malversación de fondos públicos, cohecho impropio, blanqueo de capitales y asociación ilícita. No obstante, De Miguel ha sido absuelto del delito de coacciones que le atribuía la Fiscalía. 

Además, la sentencia condena a los también exdirigentes del PNV Aitor Telleria y Koldo Ochandiano a seis años y seis meses de cárcel, en el primer caso, y a siete años y seis meses, en el segundo.

Entre los delitos que se atribuyen a Ochandiano se encuentra el cochecho, falsedad en documento mercantil, malversación, tráfico de influencias, blanqueo de capitales y asociación ilícita. Al igual que ocurre con De Miguel, el tribunal ha absuelto a Ochandiano del delito de coacciones.

Aunque las penas impuestas por estos tipos penales suman siete años y seis meses de prisión, en el fallo se establece que, de acuerdo a la legislación vigente, el tiempo máximo de privación de libertad que se le impondrá es de seis años y nueve meses.

A su vez, las penas impuestas a Aitor Telleria suman seis años y seis meses de prisión, que se corresponden a delitos como el tráfico de influencias, malversación de fondos públicos, falsedad en documento mercantil, blanqueo de capitales y asociación ilícita. Al igual que los otros dos principales acusados, Telleria ha sido absuelto del delito de coacciones que se le imputaba.

Etiquetas
Comentarios