Despliega el menú
Nacional

empresas

Homenaje de la Biblioteca Nacional a Delibes en 2020, autor de una " innegable modernidad"

"No es un escritor antiguo. Todo lo que leemos y cuenta habla de este mundo, tiene una lectura desde una rabiosa actualidad", ha dicho el comisario de la muestra, Jesús Marchamalo.

ESPAÑA CELA CENTENARIO
ESPAÑA CELA CENTENARIO
J. J. Guillén

La Biblioteca Nacional (BNE), a través de una magna exposición, rendirá el año próximo un homenaje al escritor Miguel Delibes con motivo del centenario de su nacimiento, al autor de una obra "absolutamente vigente y de una modernidad innegable", ha explicado a Efe su comisario, Jesús Marchamalo.

"No es un escritor antiguo. Todo lo que leemos y cuenta habla de este mundo, tiene una lectura desde una rabiosa actualidad", ha afirmado este domingo Marchamalo, coordinador de la exposición titulada "Delibes" y que permanecerá en la BNE del 20 de marzo al 21 de junio de 2020, antes de viajar a Valladolid.

Cada año se reedita una media docena de títulos imprescindibles "porque sus lectores se siguen acercando a su obra con absoluta naturalidad", ha añadido sobre un novelista al que considera un "caso excepcional" que ha concitado "admiración y respeto unánimes" desde el ámbito intelectual y académico hasta el popular.

"No me considero un experto ni me arrogo ninguna condición de especialista, pero como lector de su obra creo que algunas de las claves de ese beneplácito se encuentran en una personalidad muy importante, de gran compromiso social y una moralidad intachable", ha analizado Marchamalo, escritor y periodista.

Las razones de esa aceptación universal, de una obra que no envejece y cala en cada nueva generación, tratará de desentrañar esta exposición estructurada en su mayor parte en torno a objetos personales, algunos poco conocidos, otros inéditos y principalmente cedidos por la Fundación Miguel Delibes.

Su primera máquina de escribir -regalo de boda de su esposa-, la mesa donde escribía y el célebre cuadro de su mujer que dio nombre a uno de sus libros más íntimos ('Señora de rojo sobre fondo gris'), viajarán hasta Madrid para reconstruir la figura de Miguel Delibes, como una aproximación al literato pero también a la persona.

"Queremos que el visitante se cite con ese Delibes que espera encontrar de su vida pública y privada como periodista, escritor, cazador y ecologista, pero también iluminar otros aspectos menos conocidos de su biografía", ha precisado.

Lejos de la idea de ese "escritor encerrado" en Valladolid y en la Castilla de sus libros, "fue un estupendo cronista de viajes, muy viajero", algo no tan divulgado al igual que su faceta de ilustrador, de profesor de Derecho Mercantil y el vínculo que sostuvo con el cine como aficionado, caricaturista e incluso adaptador como ocurrió con los diálogos de 'Doctor Zhivago' (1959).

El visitante podrá contemplar ocho plumillas originales de las caricaturas con las que ingresó en El Norte de Castilla (1941), así como los manuscritos de seis de sus relatos más universales: 'El camino' (1950), 'Las ratas' (1962), 'Cinco horas con Mario' (1966), 'El príncipe destronado' (1973), 'Los santos inocentes' (1981) y 'El hereje' (1998).

Estos manuscritos, otra de las curiosidades, están realizados sobre hojas confeccionadas a partir de recortes de papel de las bobinas con que se imprimían las páginas de El Norte de Castilla, el diario al que accedió en 1941 como caricaturista y que llegó a dirigir después de pasar por todos los escalones.

Los tachones, las correcciones con cambios de frases y palabras hablan de su método, de su forma de trabajar, ha apostillado Marchamalo acerca de una exposición que también reparará en las facetas de padre, estudiante, profesor, esposo, militar durante la Guerra Civil, cazador, ganador de premios, académico de la lengua, periodista, cuentista, autor de diarios y relaciones con el cine y el teatro mediante la adaptación de sus relatos.

Y todo ello a través de primeras ediciones, fotografías, cartas con los literatos de su generación, objetos personales, álbumes de recortes, medallas y otros galardones "porque era una persona que lo guardaba absolutamente todo", ha apostillado.

"Pretendemos enaltecer su obra y promover la curiosidad, que a la salida de la exposición el visitante retome sus libros y los relea porque ese es el mejor tributo a un escritor y la esperanza que hemos puesto en esta muestra", ha concluido Marchamalo. 

Etiquetas
Comentarios