Despliega el menú
Nacional

día de la constitución

Día de estrenos en el Congreso en el 41 aniversario de la Constitución

Batet y Llop, nuevas anfitrionas de una recepción donde también acuden por primera vez Vox, electos del 10-N y presidentes autonómicos.

El Congreso ha acogido este viernes, 6 de diciembre, el acto central del cuadragésimo primer aniversario de la aprobación en referéndum de la Constitución de 1978, una ceremonia en la que se han estrenado sus anfitrionas, las presidentas del Congreso, Meritxell Batet, y del Senado, Pilar Llop, así como parlamentarios elegidos por primera vez el 28 de abril o el 10 de noviembre y presidentes autonómicos que apenas llevan medio año en el cargo.

Y es que esta tradicional recepción anual del 6 de diciembre se produce en un contexto político en el que la XIV Legislatura acaba de arrancar y en plenas negociaciones de la investidura del presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez.

Tras un breve encuentro en el despacho de Batet, las dos anfitrionas comenzaron a recibir uno por uno a los invitados a las 11.45 horas, a la entrada del Palacio de la Carrera de San Jerónimo. 

Las desconocida Llop y las hijas de la Presidenta

Todos saludaron a la presidenta del Congreso, pero buena parte de los primeros asistentes pasaron de largo ante Llop, a la que aún no debían de identificar como presidenta del Senado. Ni siquiera la ministra Portavoz, Isabel Celáa, se ha percatado de que, además de saludar a Batet, debía hacer lo propio con la presidenta de la Cámara Alta.

Por el 'besamanos' no sólo desfilaron políticos y cargos institucionales, sino también representantes de las Fuerzas Armadas y del Cuerpo Diplomático acreditado en España. Y dos alegres niñas, que fueron corriendo a abrazarse con su madre, la presidenta del Congreso.

Tras el saludo, los invitados se fueron colocando de pie en el Salón de Pasos Perdidos, lugar habitual para celebrar estos actos institucionales salvo que sea una aniversario especial que aconseje abrir el hemiciclo. 

Bromas entre Iglesias, Espinosa y Arrimadas

Allí coincidieron los portavoces de los distintos grupos parlamentarios y se pudo ver bromeando y riendo al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, con los portavoces de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, y de Ciudadanos, Inés Arrimadas. Estos dos últimos encabezan por primera vez la delegación de sus respectivos partidos después de que Albert Rivera dejara vacante el 'trono' de Ciudadanos y que Santiago Abascal haya preferido asistir a un acto en Cataluña.

A los portavoces se sumó después la socialista Adriana Lastra, ayudada por una muleta y una silla de ruedas tras lesionarse en la sesión constitutiva del Congreso del pasado día 3. En cambio, faltó a la cita la portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, que este viernes se desplazó al País Vasco para compartir un acto con Rosa Díez.

En el salón se situó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y buena parte de su Gabinete en funciones, incluyendo a la vicepresidenta Carmen Calvo y a los ministros Margarita Robles (Exteriores y Defensa), Fernando Grande-Marlaska (Interior), María Jesús Montero (Hacienda), Dolores Delgado (Justicia, Isabel Celáa (Educación y Portavoz), Luis Planas (Agricultura), Magdalena Valerio (Empleo), José Luis Ábalos (Fomento), Pedro Duque (Ciencia), María Luisa Carcedo (Sanidad) y Reyes Maroto (Industria).

También se acercó al Congreso una decena de presidentes autonómicos del país. Por el PP estuvieron los de Andalucía, Juan Moreno; Galicia, Alberto Núñez Feijóo; Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; y Murcia, Fernando López Miras.

Y además los socialistas Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha); Guillermo Fernández Vara (Extremadura), María Chivite (Navarra), Concha Andreu (La Rioja); y Ángel Víctor Torres (Canarias). Habían comunicado su ausencia los también presidentes socialistas Javier Lambán (Aragón) y Francina Armengol (Baleares), que en su caso envió a su consejero económico, Iago Negueruela.

Varios de los presidentes asistentes también se estrenaban en esta recepción del 6 de diciembre, ya que accedieron al cargo tras las elecciones autonómicas y municipales del pasado mes de mayo. Es el caso de Fernández Mañueco, Díaz Ayuso, Chivite, Andreu y Torres, entre otros.

Vox se hace fuerte el escritorio de la Constitución

Y entre los parlamentarios que se estrenaban, destacó la nutrida representación de Vox, que llegaron al Congreso el 28 de abril y que multiplicaron su representación en los comicios del pasado 10 de noviembre. Buena parte de sus diputados y senadores ocuparon precisamente el Escritorio del Congreso donde se guarda la edición de original de la Constitución de 1978. Otro de los 'nuevos', el diputado de la plataforma Teruel Existe, Tomás Guitarte.

En la recepción también participaron autoridades como el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; el presidente del Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes; la presidenta del Tribunal de Cuentas, María José de la Fuente; la fiscal general del Estado, María José Segarra; y el Defensor del Pueblo interino, Francisco Fernández Marugán. Incluso el secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo.

A los pasillos del Congreso volvieron dos de los 'padres' de la Constitución, Miquel Roca (CiU) y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón (UCD-AP), así como expresidentes de la Cámara como Luisa Fernando Rudi y Jesús Posada, ambos del PP. Es tradición que, tras la recepción, el presidente en ejercicio del Congreso invite a almorzar a sus predecesores.

Hubo también ausencias, ya habituales en estas ceremonias. A las bajas del presidente catalán, Quim Torra, y del lehendakari, Iñigo Urkullu, se unen de los representantes parlamentarios de Esquerra Republicana (ERC), Bildu, Junts, PNV, la CUP y el BNG. Varias de estas formaciones mantienen abiertas negociaciones con el PSOE para la investidura de Pedro Sánchez, ya que sus votos son determinantes para que prospere la candidaturas del líder socialista.

La investidura, denominador común de los 'corrillos'

Poco después de las doce del mediodía comenzó el acto institucional, en el que sólo se escuchó un discurso, en el de la presidenta Batet, que llamó a integrar en la Constitución a aquellos que se siente "alejados o excluidos".

Tras su alocución, las presidentas de las Cámaras Baja y Alta dieron paso a la recepción institucional donde diputados, senadores e invitados intercambiaron impresiones sobre el contexto político, marcado por las conversaciones para la investidura.

Eso sí, la presencia del presidente del Gobierno en funciones y del líder de Unidas Podemos en los 'corrillos' no ha sido especialmente extensa, manteniendo la discreción que viene caracterizando este intento de gobierno compartido. 

Etiquetas
Comentarios