Despliega el menú
Nacional

nacional

PP y Vox se enfrentan por el ataque al centro de menores en Madrid, pero no lo condenan

Ambos grupos parlamentarios de PP y Vox en la Asamblea de Madrid se han opuesto este jueves a condenar con una declaración institucional el ataque a la

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio
La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio
EFE/ JuanJo Martin

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, se han lanzado duros reproches a cuenta de los menores extranjeros, aunque ambos partidos han impedido la aprobación de una condena institucional al ataque sufrido por el centro de Hortaleza, desalojado este miércoles tras el hallazgo de un explosivo.

El lanzamiento de este artefacto explosivo, que fue detonado de forma controlada por los Tedax, ha desencadenado la reacción de los partidos políticos de izquierdas ante los "discursos de odio" emitidos por Vox que, en su opinión, han provocado este ataque.

Más Madrid y Unidas Podemos presentaron por separado dos declaraciones institucionales para condenar este hecho en el pleno de la Asamblea, pero ninguno de los textos ha salido adelante, ya que para ello es necesario que haya unanimidad y tanto PP como Vox han rechazado sumarse.

En su texto, Más Madrid proponía condenar el "ataque terrorista" al centro de Hortaleza y Unidas Podemos hacer lo propio con "los discursos de odio de quienes criminalizan, que constituyen un caldo de cultivo para todo tipo de agresiones".

En declaraciones a los medios, el portavoz del PP en la Asamblea, Alfonso Serrano, ha pedido no caer "en juicios de valor" ante estos hechos, ya que la Policía ha reclamado "prudencia" y los trabajadores han solicitado "no hacer un uso partidista".

Rocío Monasterio ha tildado de "vergonzoso" que el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, y determinados responsables políticos hayan lanzado "a las ordas del odio" a su partido y a ella misma, culpabilizándoles de los hechos.

Sin embargo, ya dentro del pleno ha habido bronca política entre el PP y Vox cuando Monasterio ha pedido a Díaz Ayuso información sobre los expedientes tramitados en los centros de menores sobre conductas contrarias a la convivencia entre los años 2015 y 2019, separando por nacionalidades de origen.

Ayuso ha cuestionado que Vox considere que un acto incívico "es más o menos aceptable" dependiendo "de donde uno proceda".

"¿Si es españolazo, si es de los nuestros, la conducta incívica está bien vista?", ha preguntado Ayuso, que ha cuestionado a la líder de Vox dónde queda la "moral cristiana" de su partido.

"Aquí lo importante es la situación de los trabajadores y también, aunque no les guste, la situación de estos menores no acompañados que son ante todo menores", ha recalcado.

Monasterio, por su parte, ha insistido en sus críticas a la izquierda por aprovechar el suceso de Hortaleza para "atacar como hienas" a Vox y "acusarle de algo sin tener la información", lo que considera que es un auténtico "delito de odio".

Durante la formulación de la pregunta de Monasterio, tanto los diputados de Más Madrid como los de Unidas Podemos han abandonado el hemiciclo a modo de protesta.

El consejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero, ha pedido "prudencia" a los grupos parlamentarios, con los que se ha reunido antes del pleno de la Asamblea, y ha prometido transmitirles la información "veraz" que reciba sobre las investigaciones del centro de Hortaleza.

Desde el Gobierno central, la ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, ha señalado que aún no les constá quién lanzó la granada, pero ha dejado claro que las palabras de dirigentes de Vox intoxican conciencias e incitan a "conductas no deseables".

La Policía continúa tomando declaraciones para determinar quién lanzó el artefacto, una granada de entrenamiento sin poder lesivo. Los investigadores no descartan ninguna hipótesis, entre ellas que se trate de jóvenes relacionados con bandas latinas, según han detallado a Efe fuentes de la investigación.

Varios trabajadores del centro de Hortaleza han contado a Efe que la situación que viven en su ambiente laboral es "insoportable e incompatible" con la seguridad tanto de ellos como de los jóvenes que se encuentran en el inmueble.

El sindicato Csif informará a la Fiscalía de la situación "insostenible" del centro, que también denunciará ante el Defensor del Pueblo.

Por su parte, Comisiones Obreras ha pedido a la Fiscalía que actúe contra la difusión de mensajes de odio hacia los menores extranjeros y una investigación "urgente y prioritaria" que permita entregar a la Justicia a los autores y a los inductores del ataque. 

Etiquetas
Comentarios