Despliega el menú
Nacional

sucesos

Dolor por la muerte de Marta Calvo mientras siguen buscando sus restos

"Manuel es un pueblo de paz y rechazamos cualquier tipo de violencia, aquí y en cualquier parte del mundo", ha asegurado la alcaldesa.

Vivienda del autor confeso del crimen de Marta Calvo.
Vivienda del autor confeso del crimen de Marta Calvo.
EFE

Las condolencias y las muestras de solidaridad con familiares y amigos de Marta Calvo se han sucedido este jueves en varios puntos de la Comunitat Valenciana, mientras la Guardia Civil sigue tratando de encontrar los restos de la joven.

El hombre detenido por estos hechos, Jorge Ignacio P.J., de 38 años, ha sido trasladado a la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia, donde los especialistas en homicidios de este cuerpo tratan de esclarecer el destino que el acusado pudo haber dado a los restos de la joven, a la que según confesó al entregarse, habría descuartizado.

Según su testimonio, tiró después las partes del cuerpo por diversos contenedores, aunque por el momento no hay constancia de que los investigadores hayan encontrado todavía ningún resto.

Para esta tarde estaba prevista la reconstrucción de los hechos en la casa que el sospechoso tenía alquilada en Manuel -donde se perdió la pista de la joven el 7 de noviembre-, pero fuentes de la investigación han señalado que finalmente tendrá lugar cuando el detenido pase a disposición judicial.

Su traslado a dependencias judiciales, concretamente ante el Juzgado de Instrucción número 6 de Alzira (Valencia), está previsto a lo largo de este viernes después de que el miércoles declarara durante más de cinco horas en el cuartel de la Guardia Civil en Carcaixent.

En Estivella (Valencia), la localidad natal de Marta, de unos 1.300 habitantes, se ha convocado una concentración de repulsa para esta tarde a la que han acudido cientos de vecinos, muchos de ellos con velas, que han abarrotado una céntrica plaza del pueblo tras una pancarta que rezaba 'Ni una menys' (ni una menos).

Los miembros de la corporación municipal, encabezados por el alcalde, Rafael Mateu, han recordado los puntos aprobados ayer en el pleno extraordinario que celebró la localidad tras conocer la confesión del sospechoso.

En la lectura del manifiesto, consensuado por todos los grupos municipales, se ha explicado que esta vez "la desgracia" les ha "tocado de cerca" porque Marta Calvo es "hija de este pueblo", que estuvo pendiente de su suerte desde que desapareció, el 7 de noviembre pasado en Manuel.

Una chica, han dicho, "alegre, libre y buena, con toda la vida por delante y que ha sido víctima de una asesino" con el que se encontró "en las redes sociales fortuitamente".

Y en Manuel, el pueblo (a 100 kilómetros de Estivella) donde residía el ahora detenido y donde se perdió la pista a la joven, se ha leído un manifiesto a las 20 horas.

"Manuel es un pueblo de paz y rechazamos cualquier tipo de violencia, aquí y en cualquier parte del mundo", ha asegurado la alcaldesa, Purificación Atienza, quien ha mostrado la solidaridad del municipio con la familia. Docenas de personas han acudido a la cita con velas y flores, junto al lema "Vivas nos queremos".

Al mediodía, los concejales del Ayuntamiento de Sagunto (localidad muy cercana a Estivella), así como funcionarios y representantes de colectivos ciudadanos han guardado un minuto de silencio en señal de condena y repulsa por este crimen.

Sobre este mismo asunto, la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha considerado que esta muerte debería considerarse violencia machista porque "forma parte de esas agresiones a las mujeres por el hecho de ser mujeres".

Pero la ley Integral de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género de 2004 establece que es aquella que "como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia".

Etiquetas
Comentarios