Despliega el menú
Nacional

gobierno de coalición

ERC sigue en el 'no' ante un PSOE optimista para desencallar la investidura

El partido catalán ha ratificado que su abstención a la investidura pasa por una mesa de negociación entre gobiernos "sin apriorismos ni temas vetados", es decir que se pueda hablar de autodeterminación y amnistía.

Imagen de la reunión entre los equipos negociadores del PSOE y ERC
Imagen de la reunión entre los equipos negociadores del PSOE y ERC
EFE

La primera reunión de los equipos negociadores del PSOE y ERC no ha conseguido acercar posturas. Los republicanos siguen en el 'no' a Pedro Sánchez y en abordar sin vetos un conflicto "político" mientras que los socialistas más optimistas constatan voluntad de diálogo para "desencallar" la investidura.

Tras dos horas y media de reunión, el único acuerdo concreto ha sido seguir dialogando y para ello han quedado emplazados a una próxima reunión el martes día 3, en el mismo escenario: el Congreso de los Diputados, después de la sesión constitutiva de la Cámara.

ERC sigue metiendo presión y ha ratificado ante los socialistas que su abstención a la investidura pasa por una mesa de negociación entre gobiernos "sin apriorismos ni temas vetados", es decir que se pueda hablar de autodeterminación y amnistía.

Y han dejado claro que el punto de partida es la constatación de que hay que abordar políticamente un conflicto de "naturaleza política".

Los republicanos reconocen que los diagnósticos de las partes no son coincidentes pese a lo cual "comparten la necesidad de poder retomar la vía del diálogo entre partidos e instituciones, así como implicar en ésta a la sociedad civil".

Frente a la visión más negativa de ERC, los socialistas aprecian voluntad de entendimiento y consideran que esta reunión es un primer paso para sacar al país en la situación de bloqueo en la que se encuentra.

En la reunión, los republicanos han insistido en trasladar sus peticiones que pasan por una mesa de negociación que se fundamente en cuatro pilares: Que sea entre gobiernos, sin apriorismos ni temas vetados, con un calendario y garantías de cumplimiento por escrito.

En lo que sí coinciden ambos es en la necesidad de encauzar un conflicto político desde el diálogo y el entendimiento institucional.

Y los socialistas han introducido en la mesa de negociación la agenda de contenido social, y los derechos civiles y laborales cercenados, en su opinión, por el PP.

Seis personas han integrados los dos equipos negociadores. Por parte del PSOE ha asistido la portavoz del grupo socialista en el Congreso, Adriana Lastra, el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, y el ministro de Fomento en funciones y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos.

En nombre de ERC han participado su portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián, la secretaria general adjunta del partido, Marta Vilalta, y el presidente del Consell nacional de los republicanos, Josep Maria Jové.

El encuentro de este jueves ha tenido lugar, 24 horas después de que la Diputación Permanente convalidase con el voto de PSOE, PP y Cs, y la abstención de Unidas Podemos, el decreto de medidas urgentes para la administración digital, promulgado por el Gobierno y que permite intervenir servicios digitales si amenazan el orden público.

En el trasfondo del encuentro también está latente la reciente resolución aprobada por el Parlament de Cataluña a favor de la autodeterminación y contra la monarquía.

También pesa en la negociación la aprobación de los presupuestos catalanes, para los que ERC querría el apoyo del PSC.

Etiquetas
Comentarios