Despliega el menú
Nacional

educación

Celaá propone revisar las clases de 50 minutos para fijar la educación inclusiva

La ministra también ha abogado por que las evaluaciones reconozcan los niveles de aprendizaje y se personalicen según la discapacidad.

Isabel Celaa durante un acto de campaña.
Isabel Celaa, en una imagen de archivo
EFE/Adrián Ruiz de Hierro

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha propuesto este miércoles personalizar los apoyos en clase para impulsar la educación inclusiva, que también debe pasar por que los docentes se sientan competentes para la diversidad, flexibilizar los currículos y revisar la duración de las clases de 50 minutos.

Lo ha destacado durante la entrega del Premio Fiapas (Confederación Española de Familias de personas sordas) de Investigación en Deficiencias Auditivas, que cumple su XVI edición.

La ministra ha insistido en el propósito del Gobierno para que en cuanto se forme se apruebe el proyecto de ley educativo que defiende el PSOE y que se desarrolle un real decreto que recoja los compromisos para avanzar en una educación inclusiva.

Además de flexibilizar los horarios de las clases en los centros educativos, Celaá ha instado a que las evaluaciones para conocer los niveles de aprendizaje se personalicen para los estudiantes con discapacidad.

El derecho a la educación "pasa por una educación inclusiva", ha recalcado Celaá, aunque ha reconocido que se trata de una "empresa difícil" pero que el Ejecutivo está "dispuesto a realizar" porque, como han dicho muchas voces, se tratará de algo "extraordinario".

Los premios Fiapas han recaído en el trabajo "Desarrollo del lenguaje en niños con detección temprana de la hipocausia neonatal" realizada por el Hospital Clínico Universitario de Valladolid (área de Educación) y a la "Cabina de audiometrías en ambientes reales" de la Clínica Universidad de Navarra.

En España hay 1.064.000 personas con una discapacidad auditiva y afecta a 4/6 niños por cada 1.000 nacimientos, lo que supone que cada año hay una media de 2.500 nuevas familias con un hijo con sordera.

Para todos ellos, el presidente de Fiapas, José Luis Aedo, ha pedido a Celaá más recursos, productos de apoyo, formación del profesorado, subtitulados y otras medidas. 

Etiquetas
Comentarios