Despliega el menú
Nacional

violencia de género

Ortega Smith dice que la víctima de violencia le montó "el numerito" en una acción "premeditada y preparada"

Cree que Almeida está "haciendo el caldo gordo a la imposición de la ideología de izquierda" 

"¡No se hace política con eso!", le ha gritado entre lágrimas
"¡No se hace política con eso!", le ha gritado entre lágrimas

El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, ha acusado a Nadia Otmani -la mujer que acabó en silla de ruedas después de ser disparada por su cuñado al intentar defender a su hermana y que ayer le exigió que no utilizara a las víctimas de violencia machista- de montar "el numerito" en el acto institucional por el 25-N en una acción "premeditada y orquestada" por la izquierda.

Ante los medios de comunicación, Ortega Smith ha declarado que Otmani, de quien ha recordado que es presidenta de una asociación de mujeres marroquíes, fue puesta a su lado en el acto y que fue ella quien comenzó a increparle con gritos durante su intervención.

"Dicen medios de comunicación, bastantes, que le falté el respeto y que ni la miré a la cara y eso es mentira porque hasta en cuatro ocasiones me giré para decirle que por favor respetarse el acto, que no podía hablar entonces y le dio igual", ha aseverado.

"Le dio igual porque eso estaba preparado y tenía que montar el numerito", ha lanzado Ortega Smith, que mañana podría ser reprobado en el Pleno si sale adelante la moción de urgencia presentada por el Grupo Municipal Socialista "por su falta de respeto a las víctimas de la violencia de género y por sus reiterados boicots a cada acto que ha organizado el Ayuntamiento en su recuerdo".

El secretario general de Vox ha llegado a afirmar que el encontronazo de ayer fue "un montaje perfectamente preparado por la extrema izquierda y sus correligionarios de los medios de comunicación". "Había un grupo de personas con pancartas que cuando iba a intervenir se levantaron, empezaron a dar vueltas, salieron zapateando y dando golpes en el suelo para que no se oyera la intervención, empezaron a gritar y a lanzarme todo tipo de improperios", ha descrito, además de reprochar que la dirección del acto "en ningún momento se les pidió que se callasen".

Ortega Smith ha señalado directamente al delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte (Cs), "que no hacía más que indicar" que le "cortasen", y al alcalde, José Luis Martínez-Almeida, que pedía que le hicieran callar. "Había una intención clarísima de que a Vox no se le pudiera escuchar", ha remarcado, poco antes de cargar contra los "cordones sanitarios, antidemocráticos, mediáticos y las presiones de todo orden no tienen cabida".

Cuestionado por su relación con Almeida, el secretario general ha dicho que en lo personal es "absolutamente cordial" y que otra cosa es que puedan tener discrepancias. Eso sí, la actitud del regidor ayer le pareció "injusta" y cree que está "haciendo el caldo gordo a la imposición de la ideología de izquierda". "Cuando les acusamos de ser la derechita cobarde es por algo. Rápido se asustan en cuanto viene la izquierda bramando, imponiendo e insultando", ha lanzado.

"La derechita cobarde pasa la mano por el lomo a la izquierda"

Cree que lo que le pasa a PP y Cs es que "se acobardan ante la izquierda, tienen miedo de ser señalados, de que les llamen fachas, fascistas, homófobos". "A nosotros nos da igual porque sabemos que no es verdad pero ellos se acomplejan porque quieren caerles simpáticos y a la izquierda sectaria, totalitaria no hay que caerle simpático sino derrotarla política e ideológicamente, también en las urnas, en las calles, en los tribunales y en el relato porque tratan de reescribir la historia apareciendo ellos como los buenos, los moralmente superiores", ha espetado, después de acusar a "la derechita cobarde de pasar la mano por el lomo a la izquierda".

Después de recordar a las 52 víctimas "de la violencia intrafamiliar", que no de género, como ha declarado, Ortega Smith ha calificado lo sucedido ayer en el Palacio de Cibeles de "vergonzoso e impresentable" porque él intervino en el tiempo tasado y acordado cuando fue "increpado a gritos" mientras estaba defendiendo su "legítimo derecho a decir que la ley es insuficiente, ineficaz e hipócrita" e insistía "en la pena de cadena perpetua para criminales de violación, acoso sexual o muerte en el ámbito familiar".

"Le decimos a Nadia Otmani y a todos los que salieron corriendo en su auxilio como si yo le hubiera faltado el respeto que con la actual Ley de Violencia de Género ella no está protegida porque el criminal que le disparó no era su pareja heterosexual, era su cuñado, iraní, casado con su hermana, marroquí", ha declarado insistiendo en la procedencia tanto del agresor como de la familia de Otmani.

Además ha recordado que fue condenado a nueve años de cárcel cuando al cumplir los dos primeros "ya estaba en la calle". "Con la ley que propone Vox ese criminal habría entrado en prisión de por vida", ha destacado. También ha indicado que Nadia Otmani fue reconocida en una sentencia con una indemnización de 240.000 euros que no cobró "dado que el criminal no se la pagó y con la ley que propone Vox de protección a todas las víctimas ella habría cobrado de un fondo de compensación". 

Cree que fue increpado "de manera injusta y fuera de lugar"

"Le digo a esa mujer que me increpó de manera injusta y fuera de lugar que se equivocó de personas porque en Vox estamos intentando que casos como el suyo tengan siempre el amparo de la ley", ha sostenido tras reiterar la "injusticia política" que cree que sufre la formación en la que milita.

El edil ha insistido en que Vox "va a luchar contra todo tipo de violencia contra la mujer, va a abanderar la lucha sin complejos contra todos los agresores en la violencia intrafamiliar y en defensa de todas las víctimas". Igualmente lucharán "contra el intento de poner una mordaza a una opción política y legítima" como es la suya.

También ha lanzado críticas al PP por su "silencio negacionista", que se une al de Cs, Más Madrid y PSOE, ha continuado, formaciones "que niegan una realidad, que hay mujeres desprotegidas por la Ley actual integral de Violencia de Género, además de niños, ancianos y hombres desprotegidos por ella y por el Pacto de Estado que han querido trasladar a Madrid". "Queremos que se amplíe esa protección a todas las víctimas", ha argumentado. 

Etiquetas
Comentarios