Despliega el menú
Nacional

política

Urkullu plantea a los partidos vascos "un cordón sanitario" frente a Vox

El lehendakari ha advertido de que los postulados del partido de extrema derecha suponen una "amenaza muy seria" a lo construido en materia de autogobierno.

El lehendakari Iñigo Urkullu.
El lehendakari Iñigo Urkullu.
Efe

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha propuesto a los partidos del arco parlamentario vasco tejer un "cordón sanitario" frente a Vox para evitar actitudes que permitan "blanquear" a la formación de Santiago Abascal mediante acuerdos institucionales.

Urkullu ha hecho este planteamiento durante su respuesta en el pleno de control del Parlamento Vasco a una interpelación en la que Unai Urruzuno (EH Bildu) le pedía que aclarase cuál iba a ser la postura de su Ejecutivo tras la aprobación en la Asamblea de Madrid de una propuesta de Vox en la que se insta al Gobierno a ilegalizar los partidos independentistas "que atentan contra la unidad de España".

El lehendakari ha advertido de que los postulados del partido de extrema derecha suponen una "amenaza muy seria" a lo construido en materia de autogobierno. Por ello ha planteado a los partidos vascos asumir una propuesta de cinco puntos dirigidos a mantener la unidad social y política, y a hacer efectivo "el peso de la mayoría democrática".

Entre ellos, ha destacado la construcción de un "cordón sanitario" ante "cualquier pretensión ultra de obtener ventaja política o electoral mediante la utilización de mensajes populistas".

El lehendakari ha abogado por desterrar posturas que "blanqueen" a Vox, entre las que ha citado alcanzar acuerdos con este partido o dar viabilidad a propuestas suyas como la aprobada en la Asamblea de Madrid con el apoyo del PP y de Ciudadanos.

"Esa actitud comprensiva ha dado lugar a una factura muy cara en las pasadas elecciones", ha recordado el lehendakari, quien ha hecho hincapié en que Vox plantea ideas inconstitucionales como "ilegalizar un partido político de acreditada tradición democrática", en referencia al PNV, así como "la supresión de las autonomías".

Ha insistido en que frente a cualquier intento de "involución democrática" se debe responder con procedimientos democráticos y ha reclamado que se respete la pluralidad como un "activo positivo" porque para luchar contra el "neototalitarismo" es preciso que el resto de partidos se mantengan unidos en la defensa de los derechos humanos, aunque se tengan sentimientos de pertenencia nacional diferentes.

Urkullu no ha concretado qué forma dará a esta propuesta, pero se ha mostrado convencido de que los cinco puntos que la componen pueden ser compartidos entre todos los partidos del Parlamento Vasco.

"Un acuerdo unánime sería la respuesta institucional y social más adecuada a las intenciones totalitarias" de la formación liderada por Santiago Abascal.

En este sentido, ha recordado que en Euskadi ni Vox ni Ciudadanos tiene representación en el Legislativo, y que el PP vasco también se ha mostrado contrario a las afirmaciones de la formación de extrema derecha.

Etiquetas
Comentarios