Despliega el menú
Nacional

educación

Las anomalías en el Informe PISA se han detectado en varias comunidades pero la OCDE descarta un "boicot"

"No podemos pensar que un colegio ha invitado a sus alumnos a no tomarse en serio las pruebas", aseguran desde la OCDE.

Una clase en un centro privado para niñas.
Colegio.
Efe

Las anomalías detectadas en los resultados del Informe PISA en España se extienden a varias comunidades autónomas, pero la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) descarta que se haya producido un "boicot" organizado o premeditado a estas pruebas que evalúan las capacidades de estudiantes de todo el mundo en lectura, matemáticas y ciencias.

Según han informado fuentes de la OCDE a Europa Press, la decisión de aplazar la publicación de parte de los resultados españoles del Informe PISA, cuya publicación está prevista para el próximo 3 de diciembre, se ha tomado tras detectar anomalías en las respuestas de los estudiantes en "cinco o seis" comunidades españolas, aunque subrayan que no existen "pautas muy definidas" ni similares entre los centros donde se han registrado estas respuestas "inverosímiles".

Este viernes, la OCDE desvelaba en un comunicado que "un número relevante de estudiantes españoles respondieron a una sección nueva de la prueba de lectura (la sección de fluidez lectora) de una forma que era patente que no representaba su competencia lectora real", por lo que ha decidido posponer los resultados de lectura de los estudiantes españoles mientras investiga, junto al Ministerio de Educación, "las fuentes de estas anomalías".

En concreto, en esta evaluación realizada a través de ordenador muchos estudiantes "contestaron la sección de fluidez lectora de manera apresurada, empleando menos de 25 segundos en total para responder más de 20 preguntas", cuando en otros países los jóvenes "emplearon por lo general entre 50 segundos y más de dos minutos en contestar esta sección, dependiendo de lo rápido que pudieran leer".

Desde la OCDE han precisado a Europa Press que estas respuestas anómalas no han sido generalizadas en los centros educativos donde se han registrado. "No podemos pensar que un colegio ha invitado a los alumnos a no tomarse en serio las pruebas", aseguran desde la OCDE. 

Más de 1.000 institutos realizaron las pruebas

Cerca de 40.000 alumnos de 1.102 institutos de todas las comunidades españolas participaron el año pasado en las pruebas del Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, conocido como PISA por sus siglas en inglés, que desde el año 2000 evalúa las capacidades de estudiantes de todo el mundo en lectura, matemáticas y ciencias.

Las pruebas del Informe Pisa están destinadas a alumnos de 15 años, justo cuando se acercan a terminar la educación obligatoria, y se realizan cada tres años. En España, las pruebas se aplican en todas las comunidades autónomas con una muestra ampliada de unos 50 centros en cada región que permitirá obtener resultados autonómicos. La elección de los centros es aleatoria, y del mismo modo se seleccionan, por azar, los 42 alumnos que hacen la prueba en cada instituto.

Las anomalías en las pruebas de lectura se detectaron hace meses, como confirman fuentes tanto de la OCDE como del Ministerio a Europa Press, y tras al inicio de la investigación se descartó que se tratase de un error informático.

Aunque los resultados españoles del Informe PISA ya están listos para su presentación el 3 de diciembre, el volumen de trabajo en las semanas previas a la publicación del informe impiden que la OCDE pueda depurar antes de fin de año las pruebas anómalas y presentar con rigor los resultados de compentencias lectoras de los estudiantes españoles.

Etiquetas
Comentarios