Despliega el menú
Nacional

Exhibición de los radicales en Cataluña: "¡Independencia o barbarie!"

Los radicales catalanes, empoderados por el "éxito absoluto" del bloqueo en puntos neurálgicos, amenazan con nuevas acciones.

Corte de la AP-7 en Gerona por parte de Tsunami Democratic
Corte de la AP-7 en Gerona por parte de Tsunami Democratic
RAFAEL MARCHANTE

El independentismo radical catalán se siente empoderado después de haber conseguido durante tres días bloquear varios de los puntos neurálgicos y carreteras de Cataluña tras la convocatoria hecha por Tsunami Democrátic.

La misteriosa plataforma secesionista, de solo tres meses de vida y que cuenta ya con más de 406.000 seguidores en las redes, había prometido llevar a cabo su acción más contundente. Y lo ha logrado: 20 horas de bloqueo total de la AP-7 a su paso por la ciudad de Gerona entre la tarde del martes y la tarde de este miércoles, cuando por fin se restableció la circulación tras el desalojo con cargas de los Mossos y la ayuda de la Policía de los últimos congregados; el cierre 30 horas entre el lunes y el martes de esta misma autopista en la frontera con Francia; disturbios dispersos en la N-II en la Junquera durante todo el martes; y atascos kilométricos en la frontera de Irún la noche del martes, en su primera convocatoria fuera de Cataluña.

Tsunami, que ya cosechó su primer triunfo con la toma del aeropuerto de El Prat el 14 de octubre solo horas después de conocerse el fallo del Supremo, no ha estado solo. Sus llamamientos han sido replicados y secundados por otros colectivos como Picnic por la República, Arran, Aturem Cat y, sobre todo, los CDR, que el martes por la tarde bloquearon todos los accesos a Barcelona en plena hora punta.

Los tres últimos días han sido una "verdadera exhibición" de la capacidad de movilización del independentismo más radical, según reconocen responsables de la seguridad del Estado, que admiten también que el daño económico de las protestas promovidas por Tsunami ha sido mucho mayor que los cinco días de altercados callejeros -sobre todo en la ciudad de Barcelona- que siguieron a la publicación de la sentencia sobre el procés.

Despliegue inútil

El despliegue policial coordinado y sin precedentes de más de 1.100 agentes franceses, de los Mossos, de la Policía Nacional y de la Guardia Civil ha sido incapaz de evitar el colapso de las comunicaciones terrestres. Y eso que en las acciones no han participado en los momentos álgidos más de 1.500 personas.

No se ha impedido el colapso -admiten estas mismas fuentes- a pesar de que ha sido indispensable llevar al límite de sus capacidades a los cuatro cuerpos policiales implicados en un esfuerzo que no puede seguir siendo sostenido en el tiempo, sobre todo porque los 3.000 antidisturbios del CNP y de la Guardia Civil desplegados en Cataluña tienen que comenzar a volver a sus bases.

Del empoderamiento del ala más violenta del independentismo habla el último comunicado oficial de los CDR, publicado cuando todavía estaban atrapados en 500 vehículos los viajeros que tuvieron que pasar la noche en la autovía y cuando aún ardían las barricadas en la AP-7 en las afueras de Gerona. "¡Independencia o barbarie!", clamaron en su misiva los CDR, en la se vanagloriaron de haber "colapsado las grandes vías de comunicación, las grandes ciudades, bloqueado el acceso de mercancías provenientes de Europa y generado grandes pérdidas económicas". "Mientras haya rehenes, no haya libertad de reunión y de expresión y no podamos ejercer el derecho de autodeterminación, habrá caos", amenazaron los CDR.

Tsunami también anunció nuevas protestas tras el "éxito absoluto" de sus llamamientos en la AP-7 e Irún que "han conseguido aislar al estado español de Europa en su frontera norte". La plataforma destacó que sus acciones han servido para "hacer visible que la demanda democrática de la ciudadanía de Cataluña no es un problema interno del Estado español, sino que afecta el espacio europeo".

Tsunami, investigado por la Audiencia Nacional como "organización terrorista" en el mismo sumario en el que se analizan los contactos de los detenidos de la 'operación Judas' con Quim Torra, no ha sido en ningún momento censurado por la Generalitat. Este miércoles, el vicepresidente Pére Aragonés, llamó a los independentistas a "no aflojar" en sus movilizaciones. Una versión 'light' de aquel "apreteu" con el que Torra arengó a los CDR en el primer aniversario del 1-O.

Etiquetas
Comentarios