Despliega el menú
Nacional

debate electoral

Albert Rivera pide un cajón para que se le viera mejor antes del debate

El líder de Ciudadanos, que ha vuelto a hacer uso de objetos varios para acompañar su exposición, había solicitado un alza de unos diez centímetros "para que se apreciara mejor la gestualidad de sus brazos".

El candidato de Ciudadanos Albert Rivera, en el debate electoral 2019
El candidato de Ciudadanos Albert Rivera, en el debate electoral 2019
Juan Carlos Hidalgo/EFE

El cajón estaba ahí, en el plató, desde el sábado, día 2. Pero, nada más darse a conocer la noticia dos horas antes de comenzar el único debate de esta corta pero intensa campaña de la repetición electoral, Ciudadanos se movió deprisa, muy deprisa, para hacerlo desaparecer. Para cortar de raíz cualquier comentario jocoso contra su candidato.

Explicaron sus responsables de comunicación -sonaron los teléfonos en las redacciones- que nadie pidió que se colocara. Pero la versión que facilitó a este periódico fuentes cercanas a la Academia de la Televisión es que los asesores de Albert Rivera sí que solicitaron un peldaño de madera, de unos diez centímetros, "para que se apreciara mejor la gestualidad de sus brazos". Palabras textuales. No cabe duda de que era el candidato que más tenía que arriesgar, que menos podía perder, si nos atenemos a las encuestas. La publicada por este periódico, la de GAD3, le augura 15 escaños para el 10-N, por los 57 que obtuvieron los naranjas el 28-A.

Lo cierto es que estos diez centímetros de Albert Rivera le hubieran igualado en plano abierto a Pedro Sánchez, este lunes en el centro del plató. El presidente del Gobierno en funciones mide 1,90 metros y el hecho de que el líder del partido naranja estuviera posicionado a la derecha de los presentadores, en el último facistol, también habría tenido que ver en esta decisión del alzador luego rectificada.

Tras pasar por maquillaje y de unos últimos minutos con sus asesores, llegó el momento de la foto de familia y... cada uno a su atril. Fue comenzar el debate y comprender por qué Rivera pidió en su momento ese alza. Ese cajón era casi una necesidad para tener un plano medio digno. Los atriles se comían a todos salvo a Sánchez y... también se salvaba, aunque de aquella manera, Santiago Abascal. Incluso a Ana Blanco, con una leve afonía, y a Vicente Vallés, a quienes sí que se le colocó un cajón para ganar en altura, la escenografía no les hacía ningún favor.

Los rifirrafes no tardaron en llegar, ni tampoco los trucos de magia de Rivera. Que si un trozo de adoquín de Barcelona por aquí, que si una lista interminable de cesiones de competencias por allá... Y eso no había hecho más que empezar. Casado también extrajo un par de portadas de papel para reafirmar sus palabras. El efectismo de los debates.

Puesta en escena

A las ocho y media, en punto, hizo acto de presencia Abascal. Era lo acordado. Que los líderes políticos llegaran al Pabellón de Cristal de la Casa de Campo en función de su representación parlamentaria. El líder de Vox se estrenaba en estos terrenos. Llegó sonriente, sorprendentemente sin corbata, con pantalón gris y americana azul marino. Y estampó dos besos a María Casado, presidenta de la Academia, encargada de recibir a pie de coche a los 'combatientes'. La periodista llevaba un vestido negro sin mangas. Y la noche no era precisamente cálida.

El segundo en llegar fue Iglesias, con chaquetón. Y lo hizo en taxi como guiño al sector. Iba en el asiento contiguo a la conductora. El líder de Unidas Podemos se hizo acompañar de Noelia Vera, a quien María Casado, en un gesto muy cercano, le acarició la tripa tras conocerse que la diputada morada está esperando un hijo.

Rivera apareció en el Lexus que estrenó en el debate del 28 de abril, del partido, con un impecable traje azul marino, al igual que poco después hicieran Casado y Sánchez. Los líderes de Ciudadanos y PP, que estos días viven momentos muy diferentes, uno con una formación en caída y el otro escalando, optaron por corbata en tonos azules, mientras que el líder socialista se decidió por el rojizo.

Etiquetas
Comentarios