Despliega el menú
Nacional

elecciones

Los votos de la telegenia

Acertar con el traje, que el maquillaje no sea exagerado, lucir una buena postura corporal… En televisión importa casi más la imagen que el mensaje. ¿Qué se juega cada candidato en el debate de esta noche? ¿Sabrán adaptarse al lenguaje televisivo?

Los candidatos en el debate electoral de la pasada primavera.
Los candidatos en el debate electoral de la pasada primavera.
Heraldo.es

La televisión no es un auditorio repleto de simpatizantes en el que dejar que los aplausos enfervorecidos interrumpan el mitin. Al contrario, puede ser un escenario hostil, con la continua tentación del zapping y en el que quizá no importe tanto el fondo como la forma. Esta noche los espectadores no estarán tan pendientes de las propuestas y los programas como de la imagen que ofrezcan los candidatos. Y ojo que la telegenia "no solo tiene que ver con la vestimenta y el maquillaje, también juegan un papel fundamental la postura corporal, el cómo modulan la voz los candidatos...", explica las estilistas Raquel Hernández y Maite Latas. También resulta decisivo cómo los representantes de los partidos aguantan los nervios y cómo sortean sin tropezar los más de 5 kilómetros de cables desplegados sobre un plató de 300 metros cuadrados.

Sánchez visita Teruel en un acto de precampaña
1

Pedro Sánchez

Dicen que tiene la percha perfecta y que las cámaras lo quieren. Eso sí, también suele ser carne de gif y meme por su incontinencia gestual. “Sánchez tenía mejor imagen antes que ahora. Le han vuelto a pedir que lleve corbata, pero su estilo era más auténtico cuando iba por libre”, opina la estilista Raquel Hernández. Parece que con este PSOE más armonizado que hace unos meses no será necesario recuperar las chaquetas con coderas y los pantalones de pana… Su postura corporal es correcta y aventaja a la de sus contrincantes, que transmiten inseguridad cuando van encogidos de hombros o se apoyan sin firmeza sobre el atril.

Pablo Casado, este domingo, en el Parque del Retiro de Madrid.
2

Pablo Casado

Es el único que, a priori, parece que va a superar holgadamente sus resultados de abril, con lo que bastaría con que tuviera un perfil bajo y dejar que los demás se ‘pegaran’ entre sí. Sobre su estilo, “debería ofrecer una imagen más ligera, con camisas sin armar los cuellos, por ejemplo”, explica la experta. El tema de la barba también ha generado un intenso debate incluso en sus propias filas. Le echa años, pero también le da un toque ‘casual’ (siempre y cuando no la lleve tan arregladísima como Abascal). En la imagen conjunta tendrá que compensar su escasa altura (es el más bajito de los candidatos) y no hacer un minuto final en exceso emotivo que pueda resucitar las chanzas de ‘la niña de Rajoy’.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante el encuentro "Ciudadanas en marcha", este sábado en Madrid.
3

Albert Rivera

Con las encuestas en contra, el debate de esta noche puede ser una tabla de salvación para el representante de Cs. Rivera lo tiene difícil con la vestimenta pues no puede aparentar demasiada seriedad ni tampoco parecer de las juventudes del PP. “Ha intentado acercar su imagen al pueblo llano, con vaqueros y un corte de pelo más actual”, opina Hernández. Eso sí, debería tratar de no convertirse en una parodia de sí mismo (como con el perrito o el ‘liberalismo ibérico’) y también es una incógnita si esta noche sacará mucho ‘tenderete’ de carteles y fotografías como hizo en el debate anterior. Las malas lenguas dicen que desde que está con su nueva compañera “va más mono”.

Pablo Iglesias. Unidas Podemos [[[20M FOTOGRAFOS]]]
4

Pablo Iglesias

Apuesta por un supuesto ‘look’ desenfadado pero no acaba de acertar. Cuando se pone corbata no se la anuda del todo y los jerséis de pico tampoco parecen hechos para él. “Para ser alternativo no hace falta ir vestido de Carrefour”, bromea Hernández, que añade que “hay moda actual a buen precio para ser uno más de la calle, que es lo que quieren vender”. Su imagen (incluso la coleta, uno de sus símbolos) es la esperada y está amortizada, por lo que esta noche lo único que le puede aportar buenos réditos es su tono pausado: si el resto de contrincantes se ponen guerreros, su calma y cierta sensatez le pueden beneficiar.

Abascal en un acto de precampaña
5

Santiago Abascal

Se estrena en este debate (en abril no participó por no tener representación parlamentaria) y lo hace en un momento dulce según las encuestas. Ofrece mucha seguridad tanto es sus argumentos (se compren o no) como con su imagen, pues es el único capaz de hacer sombra a Sánchez con su postura corporal. Es rotundo en sus afirmaciones, lo que fideliza a sus votantes pero quizá le granjee pocas simpatías entre los indecisos. Hay un antes y un después de su aparición en ‘El Hormiguero’, que -entre llamadas al boicot y acusaciones de haber limpiado su imagen- fue seguido por cuatro millones de espectadores.

Íñigo Errejón en la presentación de la candidatura de Más País.
6

Íñigo Errejón

No estará en el debate de esta noche (de hecho, hoy hace su acto central de campaña en Zaragoza) pero conviene mencionar su “imagen tan aniñada, que podría contrarrestar con una gafa más fuerte o incluso un corte de pelo más arriesgado”, dice la estilista Maite Latas. “Su ropa sería lo de menos, pero debería aportar algo de rotundidad a su estilo”, añade sobre el candidato de Más País, que en Zaragoza se presenta junto a CHA.

Etiquetas
Comentarios