Despliega el menú
Nacional

La JEC expedienta a Sánchez y a Celaá por vulnerar la neutralidad desde la Moncloa

El organismo critica que el presidente del Gobierno en funciones y candidato del PSOE hiciera declaraciones electoralistas en una entrevista con La Sexta desde la Moncloa que después se colgó en la web del Gobierno

Sánchez, en la presentación de la campaña del PSOE para las elecciones del 10-N.
Sánchez, en la presentación de la campaña del PSOE para las elecciones del 10-N.
Emilio Naranjo/EFE

La Junta Electoral Central ha abierto sendos expedientes sancionadores al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a su ministra Portavoz, Isabel Celaá, por vulnerar la neutralidad que se exige a los poderes públicos en periodo electoral. El organismo considera que ambos vulneraron el artículo 50.2 de la ley electoral, que prohíbe que, desde la convocatoria de las elecciones y hasta su celebración, se hagan alusiones a los logros obtenidos o se usen imágenes o expresiones coincidentes o similares a las utilizadas en las campañas de los partido en el transcurso de actos organizados o financiados por los poderes públicos.

El órgano encargado de velar por la limpieza de los procesos electorales entiende que eso ocurrió en la última entrevista de Sánchez emitida el viernes 25 de octubre por La Sexta y realizada en el palacio de la Moncloa. Considera que en ella se hizo uso de medios institucionales y, de manera especial, subraya el hecho de que los servicios de la Secretaría de Estado de Comunicación transcribieran y difundieran a través de la página oficial del Ejecutivo declaraciones, en las que, entre otras cosas, el líder del PSOE llamó a la movilización del electorado en los comicios del 10 de noviembre.

La Junta recuerda que ya se apercibió recientemente a todos los miembros del Gobierno para que se abstuviesen de vulnerar el principio de neutralidad que los poderes públicos están obligados a respetar en periodo electoral. De ahí, que ahora pase directamente a los expedientes. En el caso de Celaá, lo hace por una intervención en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en la que realizó unas «manifestaciones valorativas de logros alcanzados en materia de empleo, con clara connotación electoralista» sin haber recibido siquiera preguntas al respeto.

Según el artículo 153 de la Ley Electoral, las infracciones electorales en las que podrían haber incurrido tanto Sánchez como Celaá están sancionadas con multas de entre 300 y 3.000 euros, en el caso de que haya sido cometidas por "autoridades y funcionarios".

Alegaciones

Tras conocerse la decisión del organismo, el Gobierno ha anunciado que presentará alegaciones al expediente, al tiempo que ha avanzado que en el futuro cuidará la "escenografía" para evitar nuevas sanciones, aunque está convencido de que finalmente la Junta Electoral concluirá que la actuación ha sido correcta.

Fuentes gubernamentales han asegurado en este sentido que la JEC permite que el presidente del Gobierno, como hicieron sus predecesores, realice entrevistas en el palacio de la Moncloa. Sin embargo, reconocen que lo que la JEC cuestiona únicamente es la "escenografía", por lo que añaden que en el futuro "se cuidarán aún más todos los detalles para evitar interpretaciones no deseadas".

Críticas del PP

El PP ha cargado contra Pedro Sánchez tras el anuncio del expediente. Así, el secretario general de los populares, Teodoro García Egea, ha ironizado con la sanción a través de su cuenta de Twitter. "Pedro Sánchez hace historia. La primera vez en la historia que la Junta Electoral expedienta a un presidente del Gobierno por saltarse la ley", ha apuntado, para después asegurar que "Pablo Casado es la única alternativa a este señor". 

Por su parte, el vicesecretario de Comunicación y portavoz de campaña del PP, Pablo Montesinos, ha afeado el "uso electoral de la Moncloa" por parte de Sánchez. "Es intolerable", ha aseverado, recordando que esta circunstancia ya había sido denunciada por su formación "durante las últimas semanas".

Etiquetas
Comentarios