Despliega el menú
Nacional

cataluña

La Pompeu Fabra ofrece un sistema de exámenes adaptado a los huelguistas que impiden el acceso al campus

Negocia con 140 estudiantes encerrados en una universidad que tiene 15.000 alumnos.

Estudiantes de la UPF este martes.
Estudiantes de la UPF este martes.
EFE

La Universitat Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona ofrecerá un sistema de evaluación extra adaptado a todos aquellos estudiantes que quieran acogerse, según ha anunciado el rector, Jaume Casals, y negocia con los 140 alumnos encerrados en sus campus el desbloqueo.

En rueda de prensa este martes, Casals ha dicho que la propuesta es equivalente o "mejora" la evaluación única que quieren los estudiantes encerrados, e incluirá particularidades de cada estudio e incluso de cada estudiante.

Ha asegurado que la evaluación única "no expresa la mejor opción ni para los que la reivindican", y que con esta propuesta que hace al alumnado también sabrán si la reclamación de este tipo de sistema es una verdadera reivindicación.

Ha abogado por que sea en la plataforma de la universidad donde se negocie este tipo de aspectos y no como si ese espacio fuera como "un antro" tras los bloqueos de accesos ejercidos.

Ha augurado que será "muy minoritario" el número de estudiantes que se acogerán a este sistema de evaluación extra porque el alumnado de la UPF está acostumbrado a otro tipo de organización de la docencia.

Ha subrayado que serán atendidos todos los casos que lo soliciten y sus derechos serán respetados sin perjudicar su vida académica, y ha afirmado que no puede ser una norma general porque existen alumnos que "de ninguna manera" quieren la evaluación única. 

140 encerrados

La universidad está negociando con los 140 estudiantes que permanecen encerrados -70 en el campus Ciutadella, 40 en Poblenou y 30 en el Mar- para desbloquear la situación y permitir el normal desarrollo de la actividad académica.

Ha considerado "injustificables las barricadas" con sillas, mesas y otros materiales en los accesos a los edificios de la UPF, y ha reclamado que se respeten los derechos de aquellos estudiantes que quieren asistir a clase.

Casals ha abogado por que se levanten los bloqueos y se puede hacer la vida propia de la universidad donde todos los discursos, y no sea "caja de resonancia de un grupo minoritario", recordando que son 140 encerrados de un total de 15.000 alumnos de la UPF.

Desde el SEPC Ciutadella, han asegurado que están en reuniones con la universidad y que reclaman la evaluación única para los estudiantes que la quieran ejercer. 

Campus Ciutadella

Sobre la tensión en el campus Ciutadella entre un grupo de estudiantes que estaban encerrados tras pasar la noche -la mayoría de ellos encapuchados- y otro que quería entrar tras haber saltado la verja cerrada, ha dicho que "ha ido fatal. No puede ir peor".

Este episodio, que ha llevado a que decenas de personas se congregaran en el ágora del campus a la espera de la resolución, ha provocado todo tipo de opiniones.

Desde aquellos a los que no le han gustado "las formas" de los que querían asistir a clase, comparten que se pudiera acoger a la evaluación única, y ha criticado que el rectorado no previera que se pudieran derivar este tipo de situaciones tras la sentencia, o, sin estar de acuerdo con ese sistema, apuestan por el diálogo.

Otro estudiante, en cambio, ha tildado de "vergüenza" que el rector permita el bloqueo y que ofrezca propuestas, y la presidenta de S'ha Acabat, Julia Moreno, ha calificado de irresponsabilidad de la universidad que no se garantice el acceso a clase.

La huelga indefinida universitaria se ha iniciado este martes con bloqueos en los campus de la UPF y del de Manresa (Barcelona) de la Politècnica de Catalunya (UPC), y normalidad en la Universitat de Barcelona (UB), la Autònoma de Barcelona (UAB) y la Rovira i Virgili (URV) de Tarragona.

Etiquetas
Comentarios