Despliega el menú
Nacional

navarra

Una concentración en Pamplona protesta contra la sentencia de Alsasua

En un escenario con 8 carteles con los nombres y las fotografías de los condenados, el acto ha tenido un tono festivo y reivindicativo.

Concentración en Pamplona.
Concentración en Pamplona.
I. P. /EFE

Miles de personas han participado este sábado en Pamplona, ante el Palacio de Justicia de Navarra, en una concentración de protesta por las penas de entre 1 año y medio y 9 años y medio de prisión que el Tribunal Supremo ha impuesto a ocho jóvenes de Alsasua por agredir a dos guardias civiles y sus parejas en 2016.

El acto había sido convocado por los colectivos de familiares y amigos 'Altsasu gurasoak' y 'AltsasukoakASKE', y apoyado por partidos como Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, sindicatos y otros muchos colectivos, tras conocer que el Tribunal Supremo había rebajado las penas a los acusados que recurrieron la sentencia de la Audiencia Nacional, pero seguían considerándolas "desproporcionadas".

En un escenario con 8 carteles con los nombres y las fotografías de los condenados, el acto ha tenido un tono festivo y reivindicativo, y ha comenzado con el relato de la situación de cada uno de los jóvenes mientras sobre el escenario iban apareciendo las letras que finalmente han conformado la palabra "injustizia".

Ante ellos miles de personas (54.000 según los organizadores, y 7.500 según la Delegación del Gobierno) han seguido las intervenciones en una plaza llena, desde la que constantemente se han enviado mensajes de ánimo a los encarcelados y se ha explicado que este era el lugar donde se tenía que haber juzgado el caso.

Se referían a la Audiencia Provincial de Navarra en un juicio por agresión, y no en la Audiencia Nacional como un suceso relacionado con el terrorismo, que es como se calificó inicialmente y por lo que se celebró el juicio en Madrid, si bien finalmente no se apreció ese tipo de delitos.

En euskera y castellano los miembros de los colectivos convocantes Aritz Leoz e Idoia Goikoetxea se han dirigido a los presentes para señalar: "Estamos aquí porque este debería haber sido nuestro sitio. Seguimos aquí y no nos vamos a rendir", pese a que la sentencia del Tribunal Supremo -han añadido- es "el último capitulo de un montaje policial, mediático, político y jurídico".

Los responsables han sido a su juicio "quienes no dudan en llevarse por delante la libertad de nuestros 7 amigos para conseguir sus objetivos de criminalización, venganza y mordazas", pero "no han conseguido engañar a este pueblo" sobre la "injusticia" que ha supuesto este caso.

Por último, han enviado un "abrazo muy especial al pueblo de Cataluña que nos ha apoyado en este camino y está sufriendo de primera mano la misma injusticia y las mismas mentiras. Estamos con vosotras", han dicho para recibir un cerrado aplauso.

Etiquetas
Comentarios