Despliega el menú
Nacional

elecciones generales

Sánchez dice que la receta de la derecha es "recortes, corrupción y bloqueo"

En relación a Cataluña, ha asegurado que "haremos lo que tengamos que hacer" desde la legalidad.

Pedro Sánchez, durante su comparecencia de ayer en la Moncloa.
Pedro Sánchez.
Mariscal / Efe

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha dicho este sábado que la receta de la derecha es la de "recortes, corrupción y bloqueo, y de postre pactar con la ultraderecha", mientras que el PSOE ofrece "estabilidad y coherencia".

En un mitin en el Paraninfo de la Universidad de La Laguna ante más de 600 personas, Pedro Sánchez también se ha referido a la exhumación del dictador, y ha dicho que un país se construye con el perdón, pero éste, añadió, no puede ser producto del olvido y sí de la memoria.

En relación a Cataluña, ha asegurado que "haremos lo que tengamos que hacer" desde la legalidad.

El también secretario general del PSOE ha comenzado su discurso destacando que "desgraciadamente" hay elecciones el próximo 10 de noviembre por el "bloqueo" que se produjo tras los pasados comicios, y ha criticado al líder de Podemos, Pablo Iglesias, porque saca el "trampantojo" de que lo que quiere Pedro Sánchez es gobernar con la derecha.

Pedro Sánchez ha añadido que nunca ha gobernado con la derecha a pesar de haber podido hacerlo, y ha señalado que Pablo Iglesias ha votado con la derecha y la ultraderecha que mancilla la memoria de trece muchachas (las trece rosas).

El presidente en funciones se ha referido asimismo al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, para decir que pide utilizar en Cataluña procedimientos que no tienen que ver con la democracia, algo que, en su opinión, hace porque es un liberal, "pero ibérico, que debe ser distinto del europeo".

Del presidente del PP, Pablo Casado, ha indicado que es educado porque no le insulta, pero no es moderado porque pacta con la ultraderecha, cuyo programa, ha añadido, es derogar las leyes de violencia de género y de memoria histórica, así como con los abortos.

Pedro Sánchez ha manifestado que la pregunta el 10 de noviembre es si se quiere avanzar o seguir en el bloqueo, y ha subrayado que si no se avanza no se resolverán los problemas de los ciudadanos.

El presidente en funciones ha comentado que terminar con el bloqueo no está reñido con el multipartidismo, sino con el hecho de que a pesar de que hay varios partidos sólo hay dos respuestas, avanzar o continuar como se está.

Para Pedro Sánchez es "evidente" que votar a PP, Ciudadanos o Podemos llevará al bloqueo, y ahora, ha insistido, se necesita un gobierno para hacer frente a problemas como el enfriamiento de la economía, el "brexit" y el independentismo en Cataluña.

Sobre el independentismo ha reiterado que el PSOE siempre actuará desde la legalidad, y ha explicado que cuando se reunió con Casado, Rivera e Iglesias, éstos dijeron que le apoyarían, pero al salir pidieron la dimisión del ministro del Interior.

Sánchez ha afirmado que Albert Rivera tiene tatuado el 155 en la frente como solución para todo, y Pablo Casado reclama la aplicación del artículo 116 de la Constitución, el estado de excepción.

Y se ha referido al presidente de Cataluña, Quim Torra, para decir que le llama todos los días y él siempre le dice que antes de hacer una llamada interurbana que haga una urbana para hablar con los no independentistas.

Sobre la exhumación de Franco ha asegurado que como secretario general del PSOE se emocionó, pero como presidente en funciones se sintió orgulloso porque era la victoria sobre de la democracia.

Y ha recordado que la exhumación comenzó mucho antes, con la ley de Memoria Histórica, y destacó que los tres poderes del Estado han ido de la mano para separar al verdugo de las víctimas.

Etiquetas
Comentarios