Despliega el menú
Nacional

exhumación de franco

El embalsamador aragonés que creó escuela

El aragonés Pedro Ara fue referencia mundial en técnicas de momificación. Murió antes del fallecimiento de Franco, pero llegó a embalsamar a Eva Perón.

El embalsamador aragonés Pedro Ara, con el cadáver de Evita
El embalsamador aragonés Pedro Ara, con el cadáver de Evita

Dos años antes de la muerte de Francisco Franco, fallecía en Argentina el médico y anatomista aragonés Pedro Ara, considerado como un maestro en las técnicas de conservación de cadáveres. Según cuentan los expertos, el embalsamamiento del dictador español poco tuvo que ver con las técnicas que utilizaba Ara y que aplicó en su trabajo más conocido: la momificación de Eva Perón, Evita, en Argentina. Se trata de uno de los procesos de embalsamamiento más famosos de la historia, quizá junto con el de Lenin.

En el embalsamamiento de Franco participaron cuatro personas. Una de ellas, Antonio Piga, expresaba recientemente a ‘La Vanguardia’ su confianza en que “el cuerpo esté bien”, ante el proceso de exhumación que se afronta este jueves. Según contaba, el trabajo con el cadáver del dictador duró menos de cinco horas, cuando el que hizo Pedro Ara con Evita se prolongó durante más de un año.

Ara nació en Zaragoza en 1891. Tras estudiar en la Universidad de Zaragoza, se trasladó a Madrid en 1917, donde fue profesor auxiliar. Pasó por Alemania, pero pronto se trasladó a Argentina y, tras varios pasos de vuelta por España, se instaló en la ciudad argentina de Córdoba. Allí creo un museo anatómico con más de tres mil piezas, solo superado por el de Hochstetter, en Viena.

En esta ciudad sudamericana creó escuela y fue llamado para el trabajo que marcaría su vida, el embalsamamiento de Eva Perón. Trabajó con él durante más de un año sustituyendo la sangre primero por alcohol y luego por glicerina. Hasta que el Servicio de Inteligencia Argentino se lo llevó, y comenzó allí otra historia, la del periplo del cuerpo de Evita por medio mundo hasta acabar en Madrid y, finalmente, descansar en el precioso cementerio de La Recoleta, en Buenos Aires. La película ‘Eva no duerme’ reflejó en 2015 esa historia, con el actor Imanol Arias en el papel de Pedro Ara.

Otro de los trabajos más famosos de Pedro Ara fue el embalsamamiento del compositor Manuel de Falla. La extraordinaria técnica que usaba Ara para era la parafinación, que consiste en deshidratar los tejidos del cuerpo tras ser sumergidos en alcohol. Posteriormente, se inyecta parafina líquida. El resultado es tan real que llega a obrar el milagro de que los tejidos muertos parezcan más vivos que nunca.

Etiquetas
Comentarios