Despliega el menú
Nacional

barcelona

Los Mossos abren una investigación interna por una presunta desatención a una menor violada

Cuando la menor acudió a la comisaría, dos agentes se rieron de ella y no pudo presentar la correspondiente denuncia.  

Un vehículo de los Mossos d'Esquadra.
Un vehículo de los Mossos d'Esquadra.
Mossos d'Esquadra.

Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación interna para determinar si dos mujeres del cuerpo desatendieron y se rieron de una menor que acudió a las dependencias policiales para denunciar que había sido violada.

Fuentes de la Policía catalana han informado de que el suceso tuvo lugar el pasado mes de junio y que la investigación se ha abierto después de que la joven, menor cuando ocurrieron los hechos, presentara un escrito de denuncia ante los Mossos, según ha avanzado el diario Ara.

La joven acudió un lunes de mediados de junio a la comisaría de los Mossos de la comarca barcelonesa del Maresme para denunciar que el sábado por la noche había sido violada por dos hombres a la salida de una discoteca de Blanes (Girona). De acuerdo con el escrito, en las dependencias policiales fue atendida por dos agentes mujeres que "se rieron" de ella.

"Si te hubieran violado vendrías histérica, estirándote del pelo y mucho más afectada"; "Tu narración de los hechos no es creíble, no tienes los morados que muestran que has sido forzada"; "Si vas borracha pasan estas cosas"; "Si eres capaz de 'perrear', has de ser capaz de defenderte" son algunas de las frases que, según la denunciante, pronunciaron las agentes.

Según el Ara, la joven afirma que el mismo día de los hechos no fue a denunciarlo porque estaba muy afectada pero que dos días después acudió a la comisaría acompañada de amigas. Dado que no pudo presentar la denuncia regresó a casa. Su madre, sin embargo, sospechó que algo había pasado y, tras conocer la narración de su hija, acudió con ella al hospital de Calella (Barcelona), donde le hicieron pruebas de transmisión sexual.

Acompañada esta vez por su madre, acudió a una comisaria próxima a la discoteca de Blanes, donde se enteró que ya habían sido identificados los presuntos agresores porque la patrulla que había acudido al hospital de Calella había iniciado la investigación que condujo a los dos jóvenes acusados de presunta violación. 

Etiquetas
Comentarios