Despliega el menú
Nacional

Un clan de narcotraficantes crea una máquina industrial de aceite de cannabis

Los Mossos d'Esquadra han facilitado este sábado información sobre las actividades del clan, desarticulado en una operación puesta en marcha la semana pasada en la que se detuvo a cuatro de sus presuntos integrantes y se practicaron varios registros.

Un vehículo de los Mossos d'Esquadra.
Un vehículo de los Mossos d'Esquadra.
Mossos d'Esquadra.

Un clan dedicado al tráfico de drogas y al blanqueo de capitales desarticulado el pasado 18 de septiembre en la Zona Franca de Barcelona había puesto un marcha, en colaboración con el cónsul honorario de un país extranjero, una máquina para producir aceite de cannabis en cantidades industriales.

En una nota de prensa, los Mossos d'Esquadra han facilitado este sábado información sobre las actividades del clan, desarticulado en una operación puesta en marcha la semana pasada en la que se detuvo a cuatro de sus presuntos integrantes y se practicaron varios registros.

Según han explicado fuentes cercanas a la investigación, el clan, afincado en el barrio de la Zona Franca, contaba con un miembro de la familia de Jodorovich, conocida históricamente por sus vínculos con el negocio del narcotráfico en Barcelona y en Sant Adrià de Besòs (Barcelona).

El grupo se dedicaba a traficar con drogas y a blanquear el dinero obtenido de forma ilícita mediante la compra-venta de vehículos de alta gama -se han intervenido varios de esos coches en la operación- y la adquisición de inmuebles de lujo.

La investigación ha puesto al descubierto que uno de los líderes del clan familiar tenía relación con cónsules honorarios de varios países europeos y africanos afincados en Barcelona, con uno de los cuales puso en marcha una máquina industrial diseñada para procesar cantidades industriales de cannabis y producir aceite de esta sustancia estupefaciente.

La máquina, de grandes dimensiones y que ha podido ser intervenida en Asturias antes de que la pusieran en marcha, tenía capacidad de tratar 400 kilos de cáñamo para extraer 40 litros de aceite puro, en menos de doce horas, a través de procesos químicos y mecánicos.

Un ingeniero español recibió el encargo de diseñar la máquina, que costó 300.000 euros y en cuya fabricación se tardó dos años, según los investigadores, que estaban siguiendo las actividades del clan desde principios de 2017.

La policía cree que la banda, a la que se han incautado 200.000 euros en efectivo, había comprado además un billete de lotería premiado con un millón de euros, para utilizarlo para blanquear el dinero que obtenían ilícitamente.

Los cuatro detenidos quedaron en libertad con cargos, tras pasar a disposición del juzgado de instrucción número 10 de Barcelona, que dirige las investigaciones, aún abiertas. 

Etiquetas
Comentarios