Despliega el menú
Nacional

Investigan un posible abuso laboral a discapacitados en el Palacio Real

CC. OO. denuncia que los trabajadores tienen jornadas de 11 horas, de pie y por un sueldo que no llega a 600 euros mensuales.

Una vista del Palacio Real.
Una vista del Palacio Real.
Emilio Naranjo/Efe

La Inspección de Trabajo de la Comunidad de Madrid deberá investigar si Clece cometió abusos laborales contra 16 empleados con discapacidad que trabajan en el Palacio Real tras la denuncia que ha recibido de CC. OO., en la que habla de jornadas de hasta once horas diarias de pie por menos de 600 euros mensuales.

Patrimonio Nacional también ha tomado cartas en el asunto y ha amenazado a Clece con romper el contrato del servicio de atención al visitante en el Palacio Real del que esta empresa de ACS resultó adjudicataria si se demuestra que estos hechos son ciertos.

Además, según subraya en un comunicado, el organismo público, dependiente del Ministerio de Presidencia, ha exigido a Clece una copia de los contratos de trabajo e información sobre las condiciones laborales de estas personas que, en ningún caso, ha determinado Patrimonio.

Según recuerda, este servicio comenzó el pasado 1 de julio, sin que hasta la aparición de esta noticia adelantada por el diario 'El País' "Patrimonio Nacional haya tenido constancia o conocimiento de las circunstancias que se exponen en la misma".

De cualquier modo, quiere resaltar que su relación laboral es con Clece, adjudicataria del concurso público con el que Patrimonio licitó este servicio, y no con Integra, que es la empleadora del grupo de trabajadores con discapacidad denunciantes.

La respuesta de Clece ha llegado también en un comunicado en el que lamenta que "se hayan producido estos errores" y en el que asegura que ya están trabajando para "subsanar estas deficiencias con carácter inmediato".

"Desde el primer momento hemos trabajado para que se prestara con el mayor rigor y calidad", asegura la empresa, que añade: "La complejidad de poner en marcha un servicio de estas características unido a las dificultades" de su comienzo ha generado "una serie de errores administrativos en el proceso de elaboración de nóminas".

Jornadas laborales de 10 y 11 horas diarias de pie, llegando incluso a las 50 y 55 horas semanales y que la empresa justifica como "horas complementarias" sin que aparezcan en ninguna nómina, descansos que apenas llegan a los 45 minutos para comer o trabajar sin haber firmado contrato son algunos de los "abusos denunciados" por CC. OO. este viernes.

En el documento,  censura que los responsables de Integra no han cumplido tampoco con sus promesas verbales lanzadas en las entrevistas de trabajo de remunerar a estas personas con entre 800 y 1.000 euros de salario más las horas extra, ya que en algunos casos se han quedado en menos de 600.

Pero es que además lamenta que Integra no haya adaptado los puestos de trabajo debidamente a estas personas, que no disponen de vestuarios donde cambiarse, lo que les obliga a hacerlo en los baños para visitantes. También afea el "aprovechamiento y abuso de trabajadores con discapacidad mental".

CC. OO. reprocha además a la empresa que comunicara los cuadrantes de un día para otro, sin previo aviso, llegando a cambiarles días libres ya concedidos, que haya despedido a trabajadores incluso antes de haber firmado el contrato o que haya impuesto sanciones económicas a modo de presión.

Todo ello podría tratarse no solo de "meros incumplimientos contractuales" sino que, dada la especial condición de los trabajadores, sea "una vulneración de un derecho fundamental como es la discriminación por razón de la discapacidad de los afectados que perjudicaría no sólo a su integridad física, sino también a su dignidad".

Por todo ello, ha pedido a la Inspección de Trabajo de la Comunidad de Madrid que compruebe los hechos denunciados y, "si procede, levantar acta de infracción, dictando resolución sancionadora, obligando a la empresa a ajustarse a derecho".

Etiquetas
Comentarios