Despliega el menú
Nacional

gobierno de españa

Sánchez estará en la gran cita de la ONU en la semana que se convoca el 10N

Frente a las críticas, Moncloa hace una defensa férrea de la presencia del presidente representando a España en estas reuniones de alto nivel, a las que asisten la mayor parte de los grandes líderes mundiales.

Pedro Sánchez, en una imagen este miércoles, después de la sesión de control al Gobierno.
Pedro Sánchez, en una imagen este miércoles, después de la sesión de control al Gobierno.
Sergio Pérez

Pedro Sánchez parte este domingo a Nueva York para participar en las grandes citas de la ONU -la Cumbre de Acción Climática y la Asamblea General- y otros eventos mientras en España se da el pistoletazo de salida al calendario electoral que llevará a los comicios del 10 de noviembre.

Mientras se agotan los plazos legales y se convocan las elecciones, Sánchez estará fuera del país representando a España en estos dos grandes eventos a los que el Gobierno da la máxima importancia.

Frente a quienes en los últimos días -el líder de la oposición, Pablo Casado, entre otros- han criticado este viaje, Moncloa hace una defensa férrea de la presencia del presidente del Gobierno en funciones en Nueva York representando a España en estas reuniones de alto nivel a las que asisten la mayor parte de los grandes líderes mundiales.

En el Gobierno consideran que sería incluso una "negligencia" que Sánchez no estuviese, y critican que otros presidentes optasen por no acudir en varias ocasiones y enviasen en su lugar al ministro de Exteriores -como hizo Mariano Rajoy-.

También ven adecuada la agenda paralela del presidente, que pasa por encuentros con españoles en el exterior, empresas extranjeras que invierten en España, innovadores españoles que trabajan en Nueva York o conocidos chefs, entre otras actividades. Y apuntan, en este sentido, que no se puede considerar negativo que Sánchez apoye a los españoles en el exterior o trate de animar a inversores a apostar por España.

Tampoco creen que haya ningún tipo de conflicto por el hecho de que a partir del martes se inicie el periodo electoral o porque el Ejecutivo esté en funciones, y creen que tendría más rédito electoral para el presidente estar en España participando en actos de partido.

El día en que en el rey Felipe VI y la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, firman el decreto de disolución de las Cortes con la convocatoria electoral, Sánchez interviene en la Asamblea General de la ONU.

Será en la jornada inaugural de dicha asamblea, la misma en que los principales líderes mundiales que asisten a esta cita, algo que el Gobierno subraya como un gran logro diplomático que atribuyen al reconocimiento de Naciones Unidas a sus políticas de lucha contra el cambio climático y en favor del desarrollo sostenible o la igualdad. Mariano Rajoy, no obstante, también habló en una ocasión el primer día de la Asamblea, cuando acudió por primera vez a esta cita, en septiembre de 2013.

Un día antes, el lunes, cuando en España acaba el plazo legal que lleva a la ya inevitable repetición electoral, Sánchez tendrá su intervención en la Cumbre de Acción Climática.

En esta cita España liderará junto con Perú, a petición del secretario general de la ONU, António Guterres, una coalición por la justicia climática cuyos tres ejes giran en torno a la transición justa, la calidad del aire y la igualdad de género.

Además de la cumbre climática y la Asamblea, Pedro Sánchez participará en otros eventos con un papel destacado según subrayan en Moncloa, presidiendo paneles o debates por invitación de Naciones Unidas o por deseo de otras instituciones, y tendrá encuentros bilaterales importantes, con el presidente de Irán, Hasan Rohani, entre otros.

La agenda de Sánchez en Nueva York comienza a primera hora del lunes 23 de septiembre y finaliza en la tarde del jueves 26. El lunes 23 por la tarde interviene en la Cumbre para la Acción Climática de la ONU, pero antes habrá estado en muchos otros eventos.

Así, participa en otro acto climático organizado por 'The New York Times' junto a otros gobernantes, copreside una reunión de alto nivel sobre sanidad universal que organiza Naciones Unidas, asiste al almuerzo oficial de la cumbre o interviene, junto al presidente francés, Emmanuel Macron, y otros mandatarios en un diálogo sobre terrorismo y extremismo que organiza el rey de Jordania.

Sánchez cierra esa jornada con una recepción en la residencia del embajador de España en la ONU a la que asisten los funcionarios españoles en el organismo y españoles residentes en Nueva York.

El martes, el presidente del Gobierno habla por la tarde en la primera jornada de la Asamblea. Su turno será después de Italia y justo antes del primer ministro británico, Boris Johnson.

Antes habrá asistido a la inauguración oficial de la Asamblea, habrá tenido reuniones bilaterales con los presidentes de Irán, Colombia y Egipto y un foro económico latinoamericano y habrá estado en la recepción oficial que ofrece el presidente estadounidense, Donald Trump.

En su discurso ante la ONU, Sánchez hará una apuesta decidida por la neutralidad climática, explicará lo que España puede aportar al cambio climático y al fondo verde, hará un repaso a las principales crisis mundiales y a lo que España puede hacer para ayudar a resolverlas y hará también anuncios sobre la lucha contra enfermedades pandémicas.

El miércoles continúa la agenda de Sánchez, quien interviene en un evento de la fundación de Bill y Melinda Gates y participa después en el Foro Bloomberg.

También el miércoles estará en la Cumbre sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible y en una reunión de la Internacional Socialista, y visitará Little Spain, un espacio gastronómico que han montado en la ciudad reconocidos cocineros españoles: los hermanos Adriá y José Andrés.

Un desayuno organizado por el Consejo de las Américas y una visita a innovadores y 'start ups' españolas pondrán el jueves el punto y final a este periplo.

Etiquetas
Comentarios