Despliega el menú
Nacional

málaga

Detenido un joven por grabarse cuando se subía al capó con su coche en marcha

En uno de los vídeos se observa al individuo mientras se baja del vehículo en marcha, que queda sin conductor, se sube al capó, donde baila durante unos doce segundos, y después vuelve a entrar en el turismo.

Un joven de 22 años ha sido detenido por la Policía Local de Málaga después de que presuntamente condujera de forma temeraria para grabarse con el teléfono móvil y difundir las imágenes, y llegara a abandonar el volante con el coche en marcha para subirse al capó.

La investigación fue iniciada por los agentes que hacen búsquedas en internet y redes sociales dentro del plan para la erradicación de los grafitis vandálicos, ha informado este miércoles la Policía Local en un comunicado.

Los agentes descubrieron una cuenta de la red social Instagram que transmitía contenido susceptible de ser interpretado como delictivo, y en la que se han descubierto 27 vídeos o historias de los que se ha demostrado que pertenecen al detenido.

Diecinueve de ellos están relacionados con delitos contra la seguridad vial y en ellos se observa al joven cuando conduce dos turismos y un ciclomotor, y en los ocho restantes insulta a policías locales y agentes de otros cuerpos de seguridad durante el desarrollo de sus funciones.

En uno de los vídeos se observa al individuo cuando conduce un turismo en el recinto ferial de Málaga y es grabado por el copiloto mientras se baja del vehículo en marcha, que queda sin conductor, se sube al capó, donde baila durante unos doce segundos, y después vuelve a entrar en el turismo.

En otros tres vídeos, es grabado desde otro vehículo mientras levanta la rueda delantera del ciclomotor de su propiedad en una maniobra popularmente conocida como 'caballito', en las avenidas José Ortega y Gasset y Jorge Luis Borges de la capital malagueña.

En los quince vídeos restantes se aprecia cómo conduce dos turismos y aparece sujetando el volante con la mano izquierda mientras usa la derecha para coger el móvil con el que realiza la grabación, y llega a alcanzar velocidades de 160, 180 y 184 kilómetros por hora, superando en este último caso el límite de velocidad de la vía, concretamente la avenida de Velázquez, en más de 100 kilómetros por hora.

Otras grabaciones, que él mismo realiza mientras conduce, muestran cómo lo hace sin prestar la más mínima atención, sin llevar puesto el cinturón de seguridad, haciendo 'zoom' de forma reiterada, grabando distintas partes del interior del vehículo, así como a los ocupantes del mismo, o conduciendo sin calzado mientras le pide al copiloto que cambie las marchas.

El detenido difundía las imágenes en Instagram para lograr relevancia en la red social y un mayor número de seguidores. En otros ocho vídeos se observa cómo insulta gravemente a miembros de la Policía Local y de otras fuerzas y cuerpos de seguridad mientras desarrollan su función en la vía pública, por lo que ha sido también imputado por un presunto delito de odio.

Etiquetas
Comentarios