Nacional

El exgerente de TV3 imputado en el caso 3% se niega a declarar ante el juez

Por haber pagado presuntamente 750.000 euros de actos electorales de CDC con cargo a programas de la cadena autonómica.

La Guardia Civil protege la sede de CDC durante los registros llevados a cabo en Barcelona
La Guardia Civil protege la sede de CDC durante los registros llevados a cabo en Barcelona
EFE/Quique García

El exgerente de TV3 Oriol Carbó se ha acogido este martes a su derecho a no declarar ante el juez del caso 3%, que le investiga por varios delitos, entre ellos organización criminal, por haber pagado presuntamente 750.000 euros de actos electorales de CDC con cargo a programas de la cadena autonómica.

Carbó ha comparecido ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata como imputado por los delitos de organización criminal, cohecho, falsedad documental y financiación ilegal de partidos políticos, si bien ha rechazado contestar a las preguntas de las partes, según han confirmado fuentes presentes en la declaración.

El juez cree que existen indicios de que Carbó pudo seguir "las instrucciones específicas" del exconseller de Justicia Germá Gordó para abonar actos de la campaña de CDC de 2010 mediante la productora Triacom -participada por el exgerente de TV3-, que supuestamente los incluyó en programas que esta productora estaba realizando para la cadena.

De hecho, su imputación se derivó de la declaración del dueño de la empresa audiovisual Hispart, Juan Manuel Parra, que realizó trabajos para el partido relativos a la campaña de 2010 y contra el que actualmente un juzgado de Barcelona sigue un procedimiento por delito fiscal.

Parra, condenado en el caso Palau -que destapó una vía de financiación irregular de CDC-, reveló que le pagaron actos de CDC con cargo a dos programas de TV3 ("El gran dictat" y 'Fish and chips') producidos por Triacom, siguiendo órdenes de Gordó y a través de Carbó, y entregó además un DVD con la grabación de una reunión que mantuvo con el exconseller en la sede del partido.

Según las fuentes, el juez ya tiene encima de la mesa los contratos que solicitó a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), alrededor de 80, de los que 14 están relacionados con el período investigado, 2010, y en los que presuntamente intervino Carbó.

Etiquetas
Comentarios