Nacional

Cataluña

Torra abre la puerta a la posibilidad de no comparecer en el juicio de los lazos

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha convocado para el 25 y 26 de septiembre el juicio a Torra por desobediencia a la Junta Electoral (JEC) por no retirar a tiempo lazos amarillos.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra
EFE/Víctor Lerena

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha abierto la puerta a la posibilidad de no comparecer ante el TSJC al asegurar que "no ir sería poner de manifiesto que te has de plantar, cuando hablamos de confrontación democrática de qué hablamos, de que nos plantamos ante un Estado autoritario y represivo".

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha convocado para el 25 y 26 de septiembre el juicio a Torra por desobediencia a la Junta Electoral (JEC) por no retirar a tiempo lazos amarillos y símbolos partidistas en edificios públicos en campaña electoral, hechos por los que el presidente catalán se enfrenta a una petición fiscal de un año y ocho meses de inhabilitación.

En una entrevista emitida esta noche por El Punt Avui Televisió y que publicará el domingo El Punt Avui, Torra aborda su petición para cambiar las fechas del juicio al coincidir con el Debate de Política General en el Parlament, que ha sido rechazada por la Fiscalía.

Al ser preguntado si comparecerá ante el TSJC replica: "Quien tiene un problema es el TSJC, hemos de saber si se respeta la separación de poderes, mi respuesta de si voy al juicio hay que entenderla en el marco en que nos movemos".

Torra enmarca su actuación en los principios de "democracia, republicanismo, derechos humanos, civiles y políticos, y desobediencia y no violencia", y aboga por ser "escrupuloso" en el respeto a los derechos "de todo el mundo, incluido el presidente de la Generalitat" y concluye: "Me parece que la respuesta es clara".

El presidente catalán pone en duda la imparcialidad de los magistrados que le juzgarán al afirmar que "se han declarado a favor del 155 o de retirar lazos" así como otras "irregularidades procesales" y asuntos como la coincidencia con el debate de política general.

Se muestra convencido de que ya hay una decisión tomada para inhabilitarlo. "Esto sigue un camino que inevitablemente ha de acabar con la inhabilitación", dice.

"Con un tribunal imparcial, justo y riguroso -añade- esto no pasaría, pero la justicia española busca dar el golpe de estaca definitivo al movimiento independentista catalán y a mi persona".

Lo ocurrido en Cataluña en el último año y medio ha estado marcado por "la represión", afirma, y Torra reconoce que "ha abatido un poco" al movimiento independentista, ante lo que propone abordar una nueva etapa "proactiva y no reactiva".

"Cerramos el duelo -afirma- volvemos a poner el objetivo de la independencia en el centro".

Para seguir adelante, reclama la "fortaleza" de aprobar unos presupuestos con más de 2.500 millones de euros y un horizonte para concretar el objetivo independentista.

Reconoce discrepancias entre los independentistas pero ve "brotes de esperanza", y expresa su "máxima confianza" en la "responsabilidad de todos los actores políticos, sociales, económicos y también de la sociedad civil" para abordar una situación que ve similar a los prolegómenos del 1 de octubre de 2017.

Evita Torra abordar discrepancias con el líder de ERC, Oriol Junqueras, sobre la conveniencia de convocar elecciones y asegura que "la confrontación debería ser con el Estado".

Sobre las declaraciones de la consellera de Empresa, Àngels Chacón, contra la convocatoria de un "paro de país" ante una sentencia condenatoria del "procés", ha asegurado que se ha reunido con ella y que le ha explicado que se "habían malinterpretado sus palabras".

En cuanto a la posibilidad de ser candidato a la presidencia de la Generalitat, ha asegurado que no ha renunciado "nunca a servir a su país" pero "solo si el objetivo es la independencia, no unas elecciones autonómicas".

Etiquetas
Comentarios