Nacional

sucesos

Muere apuñalada una joven en un intento de robo en el Puerto de Barcelona

Un hombre, que podría ser un vigilante del local de ocio donde ha tenido lugar la agresión, también resultó herido en el ataque, pero su vida no corre peligro.

Imagen del puerto de Barcelona.
Imagen del puerto de Barcelona.

Una joven de 26 años ha muerto este miércoles apuñalada tras ser víctima de un robo en un local de ocio nocturno del Port Olímpic de Barcelona, en un suceso en el que también ha resultado herido por arma blanca el vigilante de seguridad.

Según han informado los Mossos d'Esquadra, los hechos han ocurrido hacia las tres de la madrugada en un local de ocio nocturno de la zona del Port Olímpic, donde la policía catalana ha reforzado este verano la seguridad con la presencia de agentes antidisturbios, tras una pelea de finales de julio pasado en que murió un joven.

Algunos testigos aseguran que la agresión mortal de esta madrugada se ha producido después de que dos personas robaran varias pertenencias, entre ellas el teléfono móvil, a la víctima, y que interviniera un vigilante de seguridad, el cual también ha resultado herido, aunque no se teme por su vida, han informado fuentes cercanas al caso.

Un testigo ha llamado a las 02.54 de la madrugada al teléfono de emergencias 112 para advertir de que había dos personas heridas por arma blanca en el interior del local, la coctelería Smar, según las fuentes. Cuando los Mossos d'Esquadra han llegado al lugar, los testigos han explicado que dos jóvenes habían robado varias pertenencias a una clienta y que la mujer había pedido la ayuda del vigilante de seguridad.

El vigilante ha podido recuperar el móvil de la chica y se lo ha devuelto y, posteriormente, ha intentado expulsar del local a los dos supuestos ladrones, uno de los cuales ha sacado entonces una navaja y ha apuñalado a la joven en el pecho y al agente de seguridad en el estómago.

Inmediatamente después, los dos asaltantes han logrado darse a la fuga, por lo que los Mossos d'Esquadra, que han abierto una investigación, tratan de identificarles para poder localizarlos y detenerlos. La joven, de 26 años y nacionalidad española, ha sido evacuada en estado crítico a un hospital, aunque ha fallecido poco después, mientras que el vigilante de seguridad ha sufrido lesiones de diversa consideración, si bien no se teme por su vida.

En declaraciones a los periodistas, el teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, ha confirmado que el ataque se ha llevado a cabo después de que la víctima recuperara sus pertenencias con la ayuda de un vigilante de seguridad del local.

También la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha mostrado "muy afectada" por este suceso y ha dicho que confía en la actuación de los Mossos d'Esquadra para llevar a los responsables de este crimen "a manos de la justicia".

Por su parte, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha subrayado, al ser preguntado por la inseguridad en Barcelona, que España "es uno de los países más seguros, no solo de Europa, sino de todo el mundo".

La patronal española de ocio nocturno Spain Nightlife y su asociada en Cataluña, Fecasarm, han pedido este miércoles que no se criminalice al sector por la muerte de esta joven y han exigido más presencia policial en las zonas de ocio más frecuentadas.

Con ésta son ya quince las personas víctimas de homicidios o asesinatos en lo que llevamos de año en Barcelona, en su mayoría durante este verano, la cifra más alta en este periodo de los últimos años, en un curso en el que también han aumentado en un 30,5% los robos con violencia en la capital catalana, veinte puntos más que la media española, según datos del Ministerio de Interior.

Los homicidios ocurridos durante el verano -en su mayoría por temas vinculados al tráfico de drogas- y la ola de robos violentos han recrudecido el debate sobre la seguridad en Barcelona, que ya centró en gran medida la campaña de las municipales de mayo pasado.

Tanto la Generalitat como el Ayuntamiento de Barcelona han coincidido en pedir que se reforme el Código Penal para dar más herramientas a los jueces para perseguir la reincidencia en delitos como los hurtos o los robos violentos, mediante medidas como la prisión preventiva o las órdenes de alejamiento, una medida a la que se ha sumado la patronal catalana, Foment.

Precisamente, el consejero de Interior, Miquel Buch, ha convocado para este jueves una reunión de la mesa de trabajo para el "Plan Estratégico Barcelona Ciudad Segura", uno de los ocho compromisos adquiridos por la Generalitat en la Junta Local de Seguridad de Barcelona de julio pasado, en que ya se advirtió sobre el aumento de los robos violentos en la ciudad

Etiquetas
Comentarios