Nacional

inmigración

España agradece el trabajo de Marruecos para reducir la emigración en un 45%

Grande-Marlaska ha destacado el papel del país magrebí en el control de fronteras y en la lucha contra el tráfico de personas.

Grande-Marlaska durante su visita a Marruecos este miércoles.
Grande-Marlaska durante su visita a Marruecos este miércoles.
Youssef Boudlal

El ministro del Interior en funciones de España, Fernando Grande-Marlaska, ha agradecido este miércoles a Marruecos su contribución en la reducción en un 45% de las llegadas de emigrantes irregulares a Europa a través de las costas españolas.

En una comparecencia ante los medios en Rabat junto a su homólogo marroquí, Abdeluafi Laftit -con el que se ha visto siete veces en catorce meses-, Grande-Marlaska ha destacado el papel del país magrebí en el control de fronteras y en la lucha contra el tráfico de personas que ha tenido como consecuencia la reducción en un 45% de los flujos migratorios por vía marítima al territorio europeo.

"Esto no se ha conseguido sin un trabajo serio y una coordinación y empleo de medios personales y materiales importantes", aseveró el ministro español, quien dijo que la reducción también se ha notado en las llegadas de los menores no acompañados ("menas"), aunque no dio cifras concretas, pero subrayó "el interés de Marruecos por repatriarlos".

Grande-Marlaska hizo hincapié en la presión migratoria que tiene Marruecos, así como en su política migratoria de los últimos años que ha permitido regularizar a más de 50.000 emigrantes en el territorio marroquí. Calificando a Marruecos de "socio leal y muy fiable de la Unión Europea", Grande-Marlaska se comprometió a seguir profundizando la cooperación con el país magrebí en todos los ámbitos.

Por su parte, el ministro marroquí Laftit elogió la colaboración y cooperación "permanente y estrecha" con España en los asuntos que interesan a ambos países y que ha permitido "hacer frente a los flujos migratorios que suponen una amenaza" para Marruecos.

El tema migratorio y la sustitución de las concertinas -denunciadas por las ONG por las heridas que causan a los emigrantes- de las fronteras de Ceuta y Melilla con Marruecos estuvieron entre los temas que más acapararon el interés de ambos responsables. Mientras Grande-Marlaska indicó que toda modificación de las vallas se hace "con conocimiento, cooperación y coordinación con Marruecos", Laftit subrayó en este sentido que las decisiones se han tomado "en estrecha colaboración" entre ambas partes.

El sistema de vallado que va a sustituir a las concertinas tendrá "mayor altura, con un elemento final que dificulta que sea traspasado", explicó este miércoles Grande-Marlaska, confiado de que el nuevo sistema permitirá que "la seguridad se incremente y la vulnerabilidad sea menor".

En cuanto al hecho de que Marruecos está poniendo concertinas en su parte de la frontera mientras España las quita, el titular español insistió en que es una decisión "soberana" de Marruecos.

Sobre los "retornos" de emigrantes en situación irregular, Grande-Marlaska se negó a ofrecer cifras o porcentajes, al tiempo que insistió en que esas devoluciones se hacen "conforme a la legalidad" cuando no hay una razón de "protección internacional" y en colaboración con Marruecos y ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados.

En su visita a Marruecos, Grande-Marlaska ha hecho un repaso de las relaciones en las que también se ha abordado la cooperación en la lucha contra el terrorismo yihadista internacional y el crimen organizado, concretamente la lucha contra el narcotráfico.

Un total de 14.591 emigrantes indocumentados han llegado por vía marítima a las costas españolas en lo que va de este año, según el último balance ofrecido por el Ministerio de Interior de España. Por su parte, el Gobierno marroquí dijo que las fuerzas de seguridad del país magrebí han abortado 57.000 intentos de emigración clandestina en lo que va de 2019, que se suman a los 89.000 del pasado año.

Etiquetas
Comentarios