Nacional

valencia

Localizan al hijo y al nieto de un fusilado por el franquismo gracias a unas postales halladas entre sus restos

Estos escritos han permitido saber que se trata de Francisco Sanz Herráez, un zapatero de 40 años que estuvo preso en la Cárcel Modelo de Valencia y fue ejecutado el 13 de julio de 1940.

Las cartas han sido halladas en una víctima enterrada en la fosa 127 del cementerio de Paterna (Valencia).
Las cartas fueron halladas entre los restos de la víctima en la fosa 127 del cementerio de Paterna (Valencia).
Asociación Fosa 127

La Asociación de Víctimas del Franquismo de la Fosa 127 del cementerio de Paterna (Valencia) ha logrado localizar al hijo y al nieto de un represaliado cuyos restos se encuentran en esta tumba común después de hallar en su ropa postales manuscritas por su mujer y por un amigo.

Estos escritos, hallados el miércoles en uno de los bolsillos del traje que vestía este hombre, junto a datos que figuran en los registros que se tienen, han permitido saber que se trata de Francisco Sanz Herráez, un zapatero de 40 años que estuvo preso en la Cárcel Modelo de Valencia y fue fusilado el 13 de julio de 1940.

Además, se estima que era vecino de Benimàmet porque el matasellos de las misivas que conservó, escritas y remitidas entre mayo y junio de 1940, procedía de esta pedanía de la ciudad de Valencia. Entre los restos de Francisco se localizaron cinco postales manuscritas, con plumilla por parte de un amigo y a lápiz por parte de su esposa, que firmaba como remitente con el nombre Nieves Monzó Aullana.

Así lo indicó el presidente de la Asociación de Víctimas del Franquismo de la Fosa 127 de Paterna, Juan José González, que este viernes pedía la colaboración ciudadana para localizar a familiares del fallecido.

González ha explicado este sábado que, finalmente, se ha localizado tanto al hijo del fallecido, un vecino de Paterna (Valencia) que hora tiene 85 años, como al nieto, de 58 años. Según ha relatado, una de las asociadas a la entidad contactó a través de las redes sociales con un amigo suyo que está implicado en la recuperación de la memoria histórica.

Esta persona logró dar con un hombre de 58 años que, al parecer, es el nieto de Francisco Sanz Herráez. De hecho, explicó a la asociación que su padre, que sería el hijo del zapatero fusilado, aún vive, tiene 85 años y reside en Paterna.

Gracias a estas indagaciones, la familia de aquel hombre que tras pasar por la Cárcel Modelo de Valencia fue fusilado en 1940 podrá recoger sus restos, como también recuperará las postales halladas entre sus vestimentas. 

Cinco misivas de "dolor y pena"

Los escritos remitidos a este represaliado por su esposa y un amigo durante el tiempo que estuvo en prisión son postales y no cartas guardadas en un sobre, atendiendo al tipo de correspondencia establecido en la época para poder controlar su contenido.

A este respecto, González ha detallado que son documentos de color blanco que contienen el escudo del régimen franquista y espacio para plasmar el texto que se quería enviar y los datos del remitente.

Respecto al contenido de las cartas que guardaba el cuerpo de Francisco, en las escritas por su esposa se percibe el "dolor" y la "pena" de una mujer que "tiene a su marido en prisión" y que en ellas se puede leer que le cuenta que los vecinos de su entorno le preguntan por él, que otro le dice que está haciendo gestiones para que pueda salir e, incluso, que han ido a hablar con el juez. En las postales no figura la dirección en la que residía la familia. 

Iglesias de Benimàmet

La localización de estos familiares no ha sido sencilla. El representante de las Víctimas de la Fosa 127 contactó tras el hallazgo de las postales con las dos iglesias que hay en Benimàmet, la del Ave María, con cuyo sacerdote habló por teléfono para poder consultar el censo parroquial, y con la de San Vicente Mártir.

González ha explicado que este domingo visitará la iglesia de San Vicente Mártir para consultar el censo parroquial y buscar más información sobre la historia de Francisco Sanz Herráez.

La Asociación también se puso en contacto con el Ayuntamiento de Valencia, a través de las dependencias que tiene en la pedanía de Benimàmet, para saber si en esta administración local había algún dato referido a Francisco o al resto de su familia.

Las postales dirigidas a Francisco Sanz Herráez fueron encontradas entre sus ropas el pasado miércoles, dentro de los trabajos de exhumación e identificación que se llevan a cabo en la fosa número 127 del cementerio municipal de Paterna, que contiene restos de 148 víctimas de la represión franquista procedentes de localidades valencianas como Calles, Tavernes de Valldigna, Requena, Manises, Ontinyent o Xàtiva. 

Memoria histórica

Estos trabajos, promovidos y financiados por la Diputación de Valencia a través del área de Memoria Histórica, se iniciaron a finales del pasado mes de mayo. Los restos pertenecen a personas fusiladas los días 13, 24 y 27 de julio de 1940 que pertenecían a diversos municipios de esta provincia y de localidades de otras como Badajoz, Teruel y Albacete.

González ha manifestado que son unas 25 o 26 las familias que se han puesto en contacto con la asociación para reclamar información sobre familiares que fueron fusilados durante el franquismo y enterrados en esta sepultura y sus cuerpos. En estos casos se deberán realizar pruebas de ADN para llevar a cabo la identificación definitiva.

Además, desde el pasado miércoles se conocen más datos de Francisco Sanz Herráez, del que se espera ahora localizar a familiares o allegados. El resto de personas enterradas en esta fosa común no ha sido reclamado por nadie.

Etiquetas
Comentarios