Despliega el menú
Nacional

El Gobierno mantiene al Audaz en Lampedusa a la espera de "acontecimientos"

Aguardan que la Justicia italiana y la UE digan "cuándo y cómo proceder para la recogida de los inmigrantes" de acuerdo con el reparto fijado por la Comisión Europea.

Spanish warship Audaz arrives to collect some 15 migrants who had been on board the charity ship Open Arms, off the Italian island of Lampedusa, Italy August 23, 2019. REUTERS/Mauro Buccarello NO RESALES. NO ARCHIVES [[[REUTERS VOCENTO]]] EUROPE-MIGRANTS/ITALY-SPAIN
El Audaz se encuentra listo para recibir" a los 15 inmigrantes que corresponde a España acoger.
Reuters

El buque Audaz se encuentra desde primera hora de este viernes fondeando frente a la isla italiana de Lampedusa donde desembarcaron los inmigrantes del Open Arms esperando recibir instrucciones por parte del Gobierno, que aguarda a su vez "acontecimientos" para darlas.

Aunque su llegada estaba prevista para esta tarde, las buenas condiciones de navegación han permitido anticiparla, según ha podido comprobar Efe a bordo del Audaz; así, sobre las nueve de esta mañana el barco empezaba a reducir la velocidad hasta detenerse en las proximidades de la isla.

El moderno buque de la Armada partió poco antes de las 18.30 del pasado martes de la base de Rota (Cádiz) con la misión de hacerse cargo de las personas rescatadas por el Open Arms y acompañar a este barco al puerto de Palma de Mallorca.

Pero esta misión inicial se topó, casi simultáneamente a su partida desde Rota, con la orden del fiscal de Agrigento (Sicilia) de desembarcar a los 83 inmigrantes que quedaban a bordo del Open Arms y retener la nave humanitaria en el marco de la investigación que ha abierto a instancias de la ONG por un delito de secuestro de personas y por omisión y negativa a actos de oficio contra miembros de la Administración.

Pese a ello, el Gobierno decidió mantener la travesía del Audaz, que desde esta mañana, ha dicho a Efe su comandante, Emilio Damiá, "se encuentra listo para recibir" a los 15 inmigrantes que corresponde a España acoger. "Estoy a la espera de instrucciones, en contacto directo con mi mando", ha añadido.

La portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, confirmaba ese "contacto directo con el comandante" tras la reunión del Consejo de Ministros y añadía que el Ejecutivo espera "acontecimientos" para tomar una decisión.

Fuentes del Estado Mayor de la Defensa han precisado a Efe que aguardan que la Justicia italiana y la UE digan "cuándo y cómo proceder para la recogida de los inmigrantes" de acuerdo con el reparto fijado por la Comisión Europea, en el que también participan Alemania, Francia, Luxemburgo y Portugal.

De ahí que Celaá no haya podido aclarar cuánto tiempo permanecerá en aguas italianas, ya que dependerá de la "finalización de los trámites a que haya lugar", que son "de todo tipo: sanitarios, jurídicos...".

Lo que sí ha precisado es que la financiación de la operación "queda inscrita estrictamente a su consignación presupuestaria ordinaria".

También ha defendido que la misión está amparada por la Ley de Defensa Nacional, ya que permite a la Armada asistir a las autoridades civiles "en casos de emergencia" como este.

"Es un buque que hacía prácticas y está en su cometido de acuerdo a la legislación vigente", ha resaltado.

De hecho, el Audaz, con 93,90 metros de eslora, cubierta de vuelo y "una autonomía de víveres para 35 días", se encontraba realizando "una campaña de vigilancia y seguridad marítima en aguas del sur de la península bajo el Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima" cuando fue elegido para acudir a Lampedusa.

Así lo señalaba el Ministerio de Defensa en una nota de prensa enviada el pasado día 20 en la que informaba de que el navío, que tiene su base en Cartagena y es "el primero de los dos buques de la extensión al programa BAM de la Armada Española", iba a estar atracado desde este viernes y hasta el domingo en el puerto de Almería para una jornada de puertas abiertas.

"Las misiones para las que se conciben los BAM son, por un lado, de seguridad marítima en escenarios de baja intensidad y, por otro, de protección de los intereses marítimos nacionales, colaborando con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y otros departamentos ministeriales en misiones de vigilancia, salvamento, ayuda humanitaria, lucha contra el tráfico ilegal o lucha contra la contaminación marina", rezaba la misma nota.

Con todo, el Gobierno ha celebrado el fin de los "días de angustia" vividos en el Open Arms que, tras tres rescates y 163 personas auxiliadas, ha estado 19 días esperando un puerto donde atracar. Una situación de la que Celaá ha vuelto a culpar a la "gran discrepancia" con el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini.

Aunque de momento en aquel país la ONG va teniendo a la Justicia de su parte, en España la Fiscalía de la Audiencia Nacional tiene que decidir si le abre una investigación por tráfico de seres humanos tras haber incoado diligencias en relación a la denuncia que Vox interpuso en su contra por este delito.

De momento, la organización ha asegurado que subsanará las anomalías detectadas ayer por la Guardia Costera italiana en su buque y que, según la ONG, se limitan a los separadores agua-aceite y las embarcaciones de rescate; tras ello, volverá a zarpar para "proteger vidas en el mar".

Un día más, la gestión gubernamental de la crisis del Open Arms por parte del Gobierno ha sido atacado por el PP, de forma que el vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, ha exigido al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que explique en las Cortes cuál es la política migratoria que va a seguir.

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) ha ido más allá al tildar al Gobierno de "racista y xenófobo" y acusarle de haberse alineado con la extrema derecha.

Etiquetas
Comentarios