Nacional

turismo

Los viajeros acuden a El Prat con antelación para evitar colas

"Ha habido que espabilarse para no perder el vuelo", ha explicado Juani, que ha extremado las precauciones y ha llegado con seis horas de antelación.

Colas de más de 30 minutos en el aeropuerto de El Prat de Barcelona.
Colas de más de 30 minutos en el aeropuerto de El Prat de Barcelona.
Efe/Enric Fontcuberta

La mayoría de viajeros que este viernes debían coger un vuelo en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat han acudido con mucha antelación para evitar problemas, debido a la huelga que llevan a cabo los trabajadores de Trablisa, la empresa encargada de los controles de seguridad.

Los viajeros, la mayoría alertados por las aerolíneas, han sido previsores y han llegado al aeropuerto más pronto de lo habitual, conscientes de los problemas que se generaron hace dos años, cuando la huelga de los vigilantes, que entonces pertenecían a la empresa Eulen, colapsó los accesos de seguridad de El Prat.

"Ha habido que espabilarse para no perder el vuelo", ha explicado Juani, que ha extremado las precauciones y ha llegado con seis horas de antelación y con el 'check-in' ya hecho por internet para asegurar que podría viajar.

Conscientes de los problemas vividos hace dos años, Ramon y Joana han llegado al aeropuerto unas cuatro horas antes de que saliera su vuelo para que sus vacaciones a Canarias empezaran sin problemas.

A pesar de no verse especialmente afectados por el paro, la pareja se ha mostrado entre resignada y comprensiva por la huelga, al señalar que cada año hay incidentes en El Prat. No obstante, han defendido el derecho a protestar y han dicho entender las reclamaciones de los trabajadores.

"Normalmente ya venimos con bastante antelación pero hoy hemos venido una hora antes de los que solemos venir, por si acaso. Pero hemos hablado con gente que ya ha pasado el control y dicen que es bastante rápido", ha explicado aliviada María, que viaja en grupo con unos amigos.

Los que se han desplazado con poca antelación tampoco han sufrido por la posibilidad de perder su vuelo, como Cecilia, que ha llegado una hora y media antes de que saliera su avión y ha tenido que hacer una cola de apenas 20 minutos para pasar el control de seguridad. 

Etiquetas
Comentarios