Nacional

ministerio de interior

Interior subcontrata "por falta de medios" la gestión de su 'gran hermano' antiterrorista

Convoca un concurso de 3,8 millones de euros para sacar partido a la base en la que almacena datos de millones de pasajeros sin analizar.

El aeropuerto de Heathrow de Londres empezó a aplicar los controles esta semana para detectar casos de ébola.
El aeropuerto de Heathrow de Londres empezó a aplicar los controles esta semana para detectar casos de terrorismo.
Efe

Estaba llamada a ser la más potente herramienta del Ministerio del Interior en la lucha antiterrorista y el crimen organizado. Era el mayor desafío científico nunca encarado por el Ministerio del Interior: el "proyecto PNR" (Passenger Name Record). Tres palabras para definir una herramienta rayana con la ciencia ficción. Un mega cerebro electrónico capaz de detectar posibles perfiles de yihadistas a través del cruce de datos de las listas de pasajeros aéreos con millones de informaciones procedentes de todo tipo de bases, desde policiales a bancarias, pasando por todos los datos "abiertos" que pudieran extraerse de internet o de las redes sociales.

Ese 'gran hermano' antiterrorista fue encargado en febrero de 2016 a Indra. La multinacional española ganó el concurso de 1.388.318 euros. En solo unos meses Indra se comprometía a idear y fabricar un sistema "capaz" -explicaban los pliegos del concurso - de "ir más allá de la presentación de informes tradicionales" con análisis "retrospectivos". Debía ser capaz de "descubrir elementos ocultos a simple vista" tras analizar todo tipo de información "independientemente del formato" y tras cruzar la identidad de un pasajero con una ingente cantidad de otras fuentes de todo tipo.

Indra cumplió aparentemente su parte, pues cobró sin contratiempos, y tras diseñar la herramienta la entregó en 2016 a la Secretaría de Estado de Seguridad. Sin embargo -y así lo reconocen todas las fuentes consultadas- la base de datos del PNR apenas está pudiendo ser explotada para investigaciones operativas. ¿El problema?. "Falta de medios" técnicos y humanos en la Secretaría de Estado para poder analizar tal cantidad de datos, según reconoce sin ambages y de forma oficial el propio Ministerio del Interior que acaba de convocar un concurso (cuyo plazo de presentación concluye el próximo 4 de septiembre) para que alguna empresa le gestione el PNR que le diseñó Indra. Y no va a ser barato. Interior ofrece hasta 3.818.120 euros (casi el triple de lo que costó crear el PNR) a la empresa que pueda sacarle partido a esta herramienta durante los próximos dos años (prorrogables a otros dos).

"Tecnología de altura"

Aunque el pliego de prescripciones técnicas al que ha tenido acceso este periódico habla genéricamente de un concurso para el "servicio de mantenimiento" del PNR, ese mismo documento revela que Interior quiere dejar en manos externas la gestión completa de esta herramienta pese a reconocer que almacena "datos altamente sensibles, debido a que el mayor porcentaje de las personas que son registradas, son ajenas a cualquier tipo de delincuencia".

"Debido a los frecuentes y recientes atentados terroristas y el daño que ocasionan los grupos de crimen organizado en nuestra sociedad se hace necesario disponer de una tecnología a la altura de la situación, capaz de analizar la información recibida y tratarla para evitar actos de terrorismo y crimen organizado", señala el pliego, que plantea la contratación de once especialistas externos entre jefes de proyecto, arquitectos de sistemas, técnicos de sistemas, técnicos de bases de datos, analistas y documentalistas.

Los documentos del Ministerio del Interior revelan que los cometidos que la Administración va a externalizar van mucho más allá del mantenimiento o la "actualización del sistema". La empresa que gane el concurso tendrá, entre otras funciones la de "gestionar y desarrollar la comunicación con aerolíneas y proveedores de datos garantizando la correcta ingesta de los datos en el sistema", o sea que se ocupara de la relación con la principal fuente de datos del PNR.

Desde fuera de Interior también se encargarán de establecer las "comunicaciones y adaptaciones con las autoridades competentes"; de "integrar" el PNR "con otras bases de datos y otros sistemas externos desarrollando la integración con los mismos"; o de "potenciar y realizar un seguimiento de los mecanismos de monitorización del sistema de forma que se obtenga el máximo rendimiento".

En manos técnicos externos a las fuerzas de seguridad quedará igualmente la decisión de "redimensionar la arquitectura del sistema" para "incrementar su rendimiento" o gestionar la "ingesta de información de fuentes abiertas".

De acuerdo con los "requisitos funcionales" que estableció en su momento Interior, el sistema ahora en manos de un empresa externa debe ser capaz de dar "alertas sobre perfiles sospechosos a partir de los datos del pasajero" y para ello debe tener la capacidad de "captar" informaciones en "fuentes de internet", entre las que se citan: Twitter, Google Plus, LinkedIn, Tumblr, Instagram, Flickr, Youtube, Vimeo, LiveLeak o los buscadores Google, Bing, Yahoo o Duck Duck Go. Y no solo. Foros, redes sociales, blogs y "páginas genéricas" de todo internet tienen pueden ser diseccionadas "de forma continua" por el cerebro en busca del "rastro" del pasajero que pretende viajar, para poder trazar en cuestión de segundos un perfil suyo, basado también los datos de sus acompañantes.

Etiquetas
Comentarios