Nacional

negociaciones de investidura

Chivite recibe el apoyo del 89% de la militancia del PSN para su pacto de gobierno en Navarra

La secretaria general de los socialistas navarros logra el aval para pactar con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra, aunque también necesita la abstención de Bildu

El PSN ha celebrado hoy domingo una consulta vinculante entre sus militantes.
El PSN ha celebrado hoy domingo una consulta vinculante entre sus militantes.
EFE

La secretaria general del PSN, María Chivite, ha recibido el respaldo del 89 % de la militancia y llevará adelante el acuerdo alcanzado con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra (I-E) para avalarla como presidenta del Gobierno de Navarra, un apoyo insuficiente al que se podría unir la necesaria abstención de EH Bildu.

El 89,34 % de los votantes ha dado su apoyo a la conformación de "un gobierno de progreso" encabezado por Chivite, según fuentes del partido, que revelan que el 10,16 % ha votado 'no' y un 0,5 % en blanco.

PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E, que suman 23 de los 50 escaños del Parlamento foral, cerraron el pasado viernes un acuerdo de programa de gobierno y de reparto de áreas, que presidirá la socialista María Chivite con 13 consejerías, de las que 8 serán para PSN, 4 para Geroa Bai y 1 para Podemos.

Los militantes socialistas navarros han decidido avalar el acuerdo en la consulta vinculante celebrada este domingo. En una nota Chivite ha agradecido "la participación y el apoyo" de la militancia, "que ha respondido con el compromiso que siempre demuestra ante cualquier proceso interno".

Este resultado acelerará el proceso de investidura, ya que Chivite llamará este mismo domingo al presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, para anunciarle que se presenta como candidata a la presidencia, lo que podría implicar que este lunes se inicie la ronda de consultas con los portavoces y fijar el pleno de investidura para este jueves y viernes 1 y 2 de agosto.

En la primera votación no es previsible que la candidata obtenga la mayoría absoluta requerida, con 20 escaños de Navarra Suma (UPN, PP y Ciudadanos), 7 de EH Bildu, y 23 del cuatripartito (11 de PSN, 9 de Geroa Bai, 2 de Podemos y 1 de I-E), pero en la segunda, al día siguiente, le bastaría con obtener más votos a favor que en contra, una situación que requerirá al menos de la abstención de varios parlamentarios ajenos al pacto.

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha expuesto este domingo -como el sábado lo hiciera en una nota la dirección política- su postura favorable a "posibilitar la investidura" del Gobierno de coalición "a través de las abstenciones que sean necesarias", y ha pedido a los militantes que apoyen esta postura en la consulta interna que se celebrará esta semana.

Sin embargo, este apoyo ha sido recibido con críticas por parte de UPN, PP y Ciudadanos, más aún al trascender una carta enviada por EH Bildu a sus militantes en la que los dirigentes abertzales aseguran que han hablado con Geroa Bai, Podemos e I-E y estos "tienen claro que somos sus interlocutores prioritarios y tienen el compromiso de mantener relaciones continuadas con nosotras".

El PSN, sin embargo, ha reiterado que en este proceso no ha mantenido ningún contacto con EH Bildu, al que niega la condición de "socio de los socialistas" que sí atribuye a Geroa Bai, Podemos e I-E, y "por tanto, el único compromiso que tiene el partido es con estas formaciones".

Desde el PP la vicesecretaria de Estudios y Programas, Andrea Levy, ha asegurado este domingo que los populares no negociarán nada con Pedro Sánchez en las próximas semanas si el PSOE mantiene "el pacto de la vergüenza" en Navarra y María Chivite es presidenta de esta comunidad con la abstención de Bildu.

Izquierda Socialista, la corriente de opinión interna del PSOE, ha respaldado las gestiones de los socialistas navarros para un gobierno progresista y plural en la Comunidad foral y ha rechazado los "intentos de coacción a nivel estatal" de PP y Cs para frustrar la investidura de Chivite.

Etiquetas
Comentarios