Despliega el menú
Nacional

El Rey recibe a Batet antes de decidir sobre una nueva ronda de consultas

Sánchez tiene dos meses de plazo para lograr el respaldo suficiente del Congreso para ser elegido presidente, si no lo consigue, se convocarían de forma automática unas nuevas elecciones que se celebrarían el 10 de noviembre.

Felipe VI ha recibido a Meritxell Batet este viernes en el Palacio de la Zarzuela.
Felipe VI ha recibido a Meritxell Batet este viernes en el Palacio de la Zarzuela.
Casa Real

El Rey ha recibido este viernes a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, para que le comunique la investidura fallida de Pedro Sánchez antes de decidir si abre en breve una nueva ronda de consultas con los representantes de los partidos o, como es lo más probable, les da un tiempo para ello.

Felipe VI había citado a las 9.00 a Batet en el Palacio de la Zarzuela, y, en el Salón de Audiencias, el Rey la ha saludado y ambos han posado brevemente para los informadores gráficos antes de acceder al despacho del monarca.

La presidenta del Congreso portaba una carpeta de color rojo con la inscripción del Congreso de los Diputados.

El jefe del Estado, tras su ronda con los representantes de los partidos con presencia en el Congreso después de las elecciones del 28 de abril, comunicó el pasado 6 de junio a la presidenta de la Cámara Baja su propuesta de Sánchez como candidato a la investidura.

Batet le ha trasladado oficialmente que esa candidatura no ha obtenido el respaldo necesario y ahora el Rey debe decidir cómo actuar.

Lo previsible es que haya una nueva ronda de consultas con los representantes de las diversas fuerzas políticas, pero tiene que decidir el momento para ello, si lo hace ahora o más adelante.

Esta última es la opción con más posibilidades teniendo en cuenta los precedentes.

De acuerdo con el artículo 99 de la Constitución, desde la primera votación fallida de investidura de Sánchez, celebrada el pasado martes, 23 de julio, hay dos meses de plazo para que alguien pueda lograr el respaldo suficiente del Congreso para ser elegido presidente.

Por tanto, si nadie lo consiguiera hasta el 23 de septiembre, se convocarían de forma automática unas nuevas elecciones que se celebrarían el 10 de noviembre.

Teniendo en cuenta esos plazos, la ronda de consultas del Rey tendría que llevarse a cabo como muy tarde en torno al 15 de septiembre, con tiempo suficiente para convocar una nueva sesión de investidura si hubiera visos de que prosperara.

Si no es así, las reuniones del jefe del Estado le permitirían constatar que no hay ninguna posibilidad para ello y que España se vería abocada a la repetición de los comicios generales.

La próxima ronda de consultas de Felipe VI rey será la séptima en sus cinco años de reinado, lo que contrasta con las diez que protagonizó el rey Juan Carlos en sus 39 años al frente de la Corona.

Etiquetas
Comentarios